Izquierda Y Derecha Empujaron El Rearme Guerrillero
Revista Proceso|September 08, 2019
Izquierda Y Derecha Empujaron El Rearme Guerrillero
En noviembre de 2016 la guerrilla de las FARC y el gobierno colombiano firmaron la paz, luego de cuatro años de negociaciones en la capital cubana. Pero desde entonces, con los rebeldes ya desarmados, los ataques de las alas políticas de izquierda y de derecha de Colombia sabotearon el tratado y han impedido que se aplique como estaba previsto. Esto dio pie a que dos exintegrantes de ese grupo, Iván Márquez y Jesús Santrich, anunciaran el resurgimiento de la guerrilla... que sigue estando bajo sospecha de dedicarse al narcotráfico y de recibir apoyo del gobierno de la vecina Venezuela.
Rafael Croda

BOGOTÁ.- La imagen del anuncio del rearme de un grupo de antiguos combatientes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) tiene, dentro de su gravedad, un dejo de ironía: en ella, el excomandante Jesús Santrich, quien es invidente, aparece con un fusil AK-47 terciado en el pecho.

Santrich es un reconocido estratega político, un músico talentoso y tiene una cultura sobresaliente, pero su ceguera lo inhabilita para el combate.

Por eso el fusil que portaba en el video en el que el exnúmero dos de las FARC, Iván Márquez, proclamó, el pasado 29 de agosto, el surgimiento de una “nueva guerrilla”, es más que nada parte del montaje escénico para imprimir un carácter revolucionario y emancipador al atípico grupo armado que hoy agita el escenario político de Colombia.

Para el politólogo Gustavo Duncan, la escena de un invidente cargando un fusil simboliza más bien la incapacidad del nuevo grupo subversivo para ver la realidad política nacional y regional y apostar por la violencia sin calcular sus consecuencias.

Desde el inicio de los diálogos de paz con las FARC en La Habana, en 2012, Iván Márquez y Jesús Santrich representaron el ala más dogmática y radical de esa exguerrilla. Desde esa época, también, los dos se convirtieron en los villanos favoritos de la ultraderecha colombiana encabezada por el expresidente Álvaro Uribe, quien hizo todo lo posible por evitar que se firmara el acuerdo de paz y, después de que eso ocurrió, en noviembre de 2016, ha hecho todo lo posible por evitar su implementación.

Algunos políticos desde la extrema izquierda, y Uribe desde la ultraderecha, se han encargado de socavar el proceso de paz que puso fin, hace casi tres años, a un conflicto armado de más de medio siglo.

Márquez y Santrich decidieron retomar las armas junto con excombatientes de élite de las FARC, como El Paisa y Romaña, y su decisión plantea un escenario desafiante para Colombia.

El exdirector de Inteligencia de la Policía Nacional, general Jairo Delgado, dice que el Estado “debe tomar muy en serio la amenaza que representa” el nuevo grupo armado, sobre todo en dos variables que pueden ser “críticas”: el terrorismo y la guerra de guerrillas.

La nueva estructura, dice el experto en geopolítica y relaciones internacionales de la Universidad del Rosario, no tiene capacidad de hacer una guerra territorial, pero sí para realizar ataques focalizados –en esas dos modalidades– contra “la oligarquía”, a la que declaró como “objetivo”.

Lo que más preocupa a los organismos de seguridad es que el grupo disidente de las FARC anunció que buscará una alianza con el Ejército de Liberación Nacional, la única guerrilla activa en Colombia y que tiene un plan de terrorismo urbano que ha ejecutado atentados como el del carro bomba que dejó 23 muertos en enero pasado en una escuela de la policía en Bogotá.

En el video divulgado por las redes sociales el 29 de agosto, Márquez dijo que la nueva estructura armada sólo responderá a acciones ofensivas de las fuerzas militares y que no atacará cuarteles “que no dirijan sus miras y cañones contra los intereses populares”.

articleRead

You can read up to 3 premium stories before you subscribe to Magzter GOLD

Log in, if you are already a subscriber

GoldLogo

Get unlimited access to thousands of curated premium stories, newspapers and 5,000+ magazines

READ THE ENTIRE ISSUE

September 08, 2019