Entre descalificaciones, acusaciones, medias verdades... y mentiras
Revista Proceso|October 25, 2020
Entre descalificaciones, acusaciones, medias verdades... y mentiras
Hubo debate, pero no acuerdos. La oposición bailó al ritmo de Morena. La discusión sobre el paquete económico para 2021 comenzó el lunes 19 y concluyó el miércoles 21 sin que los detractores de la 4T pudieran meter las manos. Con su mayoría aplastante, el partido en el poder y sus aliados determinaban qué tanto tiempo se discutía, qué pasaba y qué no. Al final, la Miscelánea Fiscal fue aprobada tal y como fue propuesta desde Palacio Nacional.
ALEJANDRO CABALLERO

Sesión en San Lázaro. Batalla discursiva

La sesión sobre la discusión y aprobación del paquete económico se inició el lunes 19 a las 17:30 horas.

Por la mañana de ese día, los ocho coordinadores parlamentarios de los diputados se habían reunido con el secretario de Hacienda, Arturo Herrera Gutiérrez, en Palacio Nacional. Se hizo público el único acuerdo, la única concesión gubernamental: no incremento a los impuestos a las gasolinas.

Y la instrucción desde las oficinas del Zócalo capitalino a la bancada de Morena no daba margen de nada. Había que aprobar las iniciativas sin modificaciones.

Así, sin la posibilidad del mínimo acuerdo entre la bancada mayoritaria de Morena y sus aliados (PT, PES y PVEM) con el bloque opositor (PAN, PRI, MC y PRD), la presidenta de la Mesa Directiva, la priista Dulce María Sauri Riancho, tocó la campanita.

Arrancaba una maratónica sesión que concluiría entre un par de recesos, al mediodía del miércoles 21, casi 42 horas después, 18 de las cuáles se realizaron de manera ininterrumpida.

Daba inicio una larga batalla discursiva atiborrada de descalificaciones, acusaciones, medias verdades y mentiras. Fue un intercambio verbal entre dos posiciones sin puntos de coincidencia. Dos visiones de país. Dos lecturas, dos Méxicos pincelados a las necesidades de cada grupo y más con la mente en las elecciones de junio de 2021.

La primera iniciativa a debatir fue la de la Ley de Disciplina Financiera de los Estados Federativos y Municipios. Sirvió para aflojar mandíbulas y hasta para florear las escasas coincidencias. Tanto, que caminó sin problemas. La única bancada que se manifestó en contra fue la del PT.

Se planteaban medidas excepcionales para apoyar a los gobiernos estatales ante caídas del Producto Interno Bruto (PIB) superiores a 5%, reestructuración de deuda a corto plazo, diferir pagos y la posibilidad de endeudarse ante emergencias sanitarias.

La iniciativa se aprobó con 345 sufragios en favor, 49 en contra y tres abstenciones.

Débil tregua

El dictamen sobre la Ley Federal de Derechos rompió la débil tregua. Montos a cubrir por los concesionarios del sector radioeléctrico y minero, así como medidas para transparentar ingresos de las asociaciones de donatarias autorizadas, pagos por uso de plataformas digitales, “el terrorismo fiscal” del SAT, entre otros puntos de la polémica iniciativa presidencial, incendiaron las discrepancias.

Higinio del Toro Pérez, de MC, soltó la línea que después repetirían legisladores del PAN, del PRI y del PRD contra la propuesta morenista.

Los cobros al espectro radioeléctrico y de telecomunicaciones se convertirán en aumentos a la telefonía móvil y al internet.

El panista Ricardo Flores Suárez valoró: “Están yendo contra los más pobres, contra la gente que ustedes prometieron proteger; con el internet afectarán a niños y a estudiantes”.

Enrique Ochoa Reza, presidente del PRI en la histórica derrota de 2018, director de la CFE en el sexenio de Enrique Peña Nieto y uno de los impulsores de la fallida reforma energética, se atrevía a decir sobre la iniciativa del gobierno federal: “Se está afectando al pueblo de México, va en contra de organizaciones mineras, en contra de la recuperación poscovid, traerá más males que bienes”.

El PT, por conducto de Alfredo Porras Domínguez, le reviró a Ochoa Reza. “Ustedes desmantelaron Pemex y la CFE, lo que se está haciendo es combatir el legado de derroche que dejaron PRI y PAN; ustedes fortalecieron la educación privada, dejaron el sector salud en la ruina, propiciaron que se generan ganancias para muy pocos; eso es lo que les duele, les molesta, que eso se acabó”.

Marco Antonio Andrade Zavala, del partido en el poder, apuntaló: “Se están actualizando las contribuciones por concepto de derechos, se está equilibrando la relación Estado-particulares en el cobro de servicios públicos por el uso o goce y aprovechamiento de los bienes de dominio público de la nación”.

articleRead

You can read up to 3 premium stories before you subscribe to Magzter GOLD

Log in, if you are already a subscriber

GoldLogo

Get unlimited access to thousands of curated premium stories, newspapers and 5,000+ magazines

READ THE ENTIRE ISSUE

October 25, 2020