Elecciones Clave Para Un Pri Dividido Y Menguado
Revista Proceso|June 02, 2019
Elecciones Clave Para Un Pri Dividido Y Menguado

Después de medirse con el PAN y Morena en las elecciones de este domingo en seis estados de la República, el PRI renovará su dirigencia nacional. Al primer proceso llega con un padrón menguado en más de 5 millones de supuestos militantes y con escasa presencia de cuadros en las entidades que se disputan. Para el segundo, el otrora partido de Estado muestra la misma división de 2018: entre la cúpula actual y los liderazgos regionales que se oponen a la designación de candidatos ajenos a las bases.

José Gil Olmos

Para este domingo 2, cuando habrá elecciones en seis entidades, el PRI llega más disminuido y dividido que tras su derrota de 2018.

Por una parte, el apoyo de 11 de los 12 gobernadores a su par de Campeche, Alejandro Moreno Cárdenas, Alito, para dirigir al partido resquebrajó el pacto de unidad que había con los otros candidatos: José Narro, Ivonne Ortega y Ulises Ruiz.

Por otro lado, con su menguada militancia, el PRI tiene escasas posibilidades de ganar en esos estados, entre ellos Durango, donde apenas tiene tres afiliados en su padrón.

El 27 de mayo 11 gobernadores del PRI (sólo faltó la sonorense Claudia Pavlovich) acudieron a una reunión en Toluca a la que convocó el gobernador Alfredo del Mazo, integrante del Grupo Atlacomulco que controló al partido en el sexenio de Enrique Peña Nieto. De ahí salió una foto que representaba la famosa cargada priista al darle el apoyo absoluto a la candidatura de Moreno.

De inmediato Ulises Ruiz y Narro condenaron el mensaje y coincidieron en que ya había un candidato oficial. “Ese es Alito; sí hay un candidato de la cúpula”, dijo el exrector de la UNAM.

Ruiz, Narro y Ortega manifestaron su decisión de seguir en campaña y buscar un pacto de unidad para enfrentar al gobernador de Campeche y a los gobernadores. La mañana del 31 de mayo se reunieron con José Martell en un restaurante de Polanco, donde acordaron formar un solo frente: “Todos Unidos Contra Alito”.

Los cuatro difundieron otra fotografía con un mensaje: “Aquí reunidos analizando las condiciones de nuestro partido para fortalecerlo y la importancia de la participación de la militancia con imparcialidad y certeza en la elección de la próxima dirigencia”.

En entrevista telefónica antes de la reunión, Ivonne Ortega, exgobernadora de Yucatán, considera muy grave que traten de coartar la libertad de la militancia “los mismos personajes que llevaron el proceso de 2018 con el resultado que conocemos” y quienes impiden que el PRI se convierta en un partido verdaderamente democrático y de contrapesos.

Añade que si los gobernadores le dan su voto a Alejandro Moreno, son 11 contra la militancia agraviada por decisiones de la cúpula que “lastiman la vida interna del partido, que no es un edificio, sino su militancia”.

Ulises Ruiz advierte que, lejos de interrumpir la campaña que despliega desde el año pasado, ésta será “más fuerte; vamos a vencer a la línea y a la cargada de quienes quieren imponer al dirigente nacional del PRI con las prácticas que nos hundieron”.

Para el exgobernador de Oaxaca, detrás de la campaña de Alito está el expresidente Peña Nieto.

–¿Si Alejandro Moreno llega a la dirigencia, el PRI está en extinción? –se le plantea.

–Sin duda, porque representa los intereses de Peña, quien hizo un pacto de impunidad con Andrés Manuel López Obrador, a quien quiere entregar el PRI. Quien opera directamente a los gobernadores y la cargada a favor de Alito es Peña Nieto.

articleRead

You can read up to 3 premium stories before you subscribe to Magzter GOLD

Log in, if you are already a subscriber

GoldLogo

Get unlimited access to thousands of curated premium stories, newspapers and 5,000+ magazines

READ THE ENTIRE ISSUE

June 02, 2019