El Gran Engaño De Piñera
Revista Proceso|September 08, 2019
El Gran Engaño De Piñera
Cuando fue senador en 1990, Sebastián Piñera –presidente de Chile– anunció su apoyo a una reforma tributaria y aprovechó ese contexto para proponer cambios en el régimen de impuestos de las grandes compañías, como las mineras, con el fin de aumentar la recaudación del fisco en beneficio de la población relegada. Pero algo salió mal: en la actualidad las mineras son las que más han crecido en los últimos años sin pagar casi nada al fisco. Es decir, en el papel buscaron ayudar a los más pobres… pero en la realidad ha sido a costa de éstos.
Francisco Marín

SANTIAGO.– El 28 de junio de 1990 el presidente Patricio Aylwin promulgó la ley 18985 de “reforma tributaria”. Cabeza de la coalición de centroizquierda Concertación de Partidos por la Democracia, este abogado prometió en campaña aumentar los impuestos a los grandes empresarios para financiar “un amplio programa social en beneficio de los más pobres”.

Pero en la medida en que se acercaba el momento de asumir el poder para reemplazar al régimen militar encabezado por Augusto Pinochet –el 11 de marzo de aquel año–, el discurso se fue suavizando…

En un editorial del 13 de febrero de 1990, el conservador diario El Mercurio abordó la situación: “Corresponde valorar el esfuerzo de las futuras autoridades en dimensionar los efectos que dicha reforma podría provocar en las empresas afectadas, así como reconocer que, en la medida en que se acercan al ejercicio del poder, han moderado significativamente sus proposiciones sobre la materia”.

Aunque la reforma tributaria finalmente consideró un alza de impuestos a las empresas, el ajuste fue pequeño en relación con lo prometido. Además, fue de la mano de un aumento de gravámenes contra los más pobres –les subió el IVA– y a la clase media le aumentó el tributo al salario.

Pero sin que nadie se enterara hubo un cambio tributario de gigantescas y nefastas consecuencias en detrimento del erario nacional. Se trata del cambio de la forma de tributación de las grandes mineras: dejaron de pagar impuestos respecto de sus ventas totales (renta presunta) y pasaron a pagarlos sólo sobre sus utilidades (renta efectiva).

El truco

El 8 de marzo de 1990 –tres días antes del cambio de mando–, el entonces senador electo por Santiago del centroderechista partido Renovación Nacional (RN) Sebastián Piñera anunció en conferencia de prensa que apoyaría una reforma tributaria “moderada y equilibrada”, la que debía “dar garantías de una estructura tributaria invariable en el tiempo”.

Piñera dijo que este respaldo buscaba que los recursos adicionales generados por la reforma fueran destinados “a atacar frontalmente los problemas sociales” del país.

Tal como consignó El Mercurio el día siguiente, Piñera propuso como mecanismos para aumentar la recaudación fiscal mejorar la fiscalización (para evitar la evasión) y subir levemente y por un lapso el impuesto a las empresas.

También planteó cambiar el régimen de tributación de las grandes compañías mineras, agrícolas y de transporte, las que, según él, debían cambiarse desde el sistema de renta presunta al de renta efectiva, para de esta manera aumentar su aporte al fisco.

Pocos días después, el centroizquierdista Partido Por la Democracia (PPD), cuyo líder era Ricardo Lagos, respaldaba la propuesta de Piñera.

Como destacó el vespertino La Segunda, el 21 de marzo de 1990, el economista y vicepresidente del PPD, Sergio Bitar, propuso que se “avance significativamente en traspasar rentas presuntas a efectivas, sin alterar la situación de los pequeños mineros, transportistas y agricultores”.

Además, el PPD propuso que se aumentara el IVA de 16 a 18%. Estas medidas –que en nada beneficiaban a los más necesitados– no formaban parte del programa de gobierno de la Concertación por la Democracia.

articleRead

You can read up to 3 premium stories before you subscribe to Magzter GOLD

Log in, if you are already a subscriber

GoldLogo

Get unlimited access to thousands of curated premium stories, newspapers and 5,000+ magazines

READ THE ENTIRE ISSUE

September 08, 2019