El Calvario De Nancy Bustos
Revista Proceso|June 02, 2019
El Calvario De Nancy Bustos

En sólo tres meses la vida de Nancy Bustos, oriunda de Tlajomulco de Zúñiga, Jalisco, cambió de manera radical. Una banda de huachicoleros secuestró y asesinó a su hijo Óscar Eduardo Núñez Bustos el 19 de noviembre. Y cuando ella localizó su cuerpo el 4 de enero, le faltaba la cabeza, que encontró una semana después. Luego vino la tramitología, hasta que el pasado 19 de febrero le entregaron el cuerpo de su hijo. Peor aún, las autoridades no sólo fueron negligentes durante ese periodo, sino que hasta ahora no han detenido a ninguno de los implicados en ese crimen.

Darwin Franco Migues

Bastó remover la maleza para que el cráneo apareciera. Era el de Óscar Eduardo Núñez Bustos, un joven de 18 años levantado el 19 de noviembre de 2018 en Tlajomulco de Zúñiga por una banda dedicada al huachicoleo. Doña Nancy Bustos, madre de Óscar

Eduardo –apodado El Canelo, por ser pelirrojo–, lo encontró el pasado 12 de enero, casi dos meses después de su desaparición y una semana después de que los peritos del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF) se llevaran el cuerpo sin cabeza del adolescente, que ella halló sola, justo cuando los jefes del huachicol “ya la traían en la mira”.

Durante semanas ella solicitó la ayuda de la Fiscalía Especializada en Desapariciones de la Fiscalía General de Jalisco. La dependencia le proporcionó peritos, quienes, junto con policías investigadores la acompañaron al sitio donde, según una llamada anónima que doña Nancy recibió, los criminales arrojaron el cuerpo del pelirrojo

Ella llevó a los peritos forenses y a los agentes investigadores hasta ese sitio, uno de los focos rojos donde los huachicoleros extraen la gasolina de los ductos de Pemex. Pero ninguno logró ubicar los restos del joven. Fue ella quien lo hizo.

Óscar Eduardo desapareció el 19 de noviembre de 2018 en la comunidad La Cofradía, un lugar donde las autoridades decomisaron más de 250 mil litros de combustible robado a Pemex entre 2017 y 2018. De ese día y hasta el 13 de mayo pasado fueron asesinados 126 jóvenes en la región, 57 de ellos con arma de fuego, como Óscar Eduardo.

La carpeta de investigación de la Fiscalía Especializada en Desapariciones sobre el hijo de doña Nancy (folio D-I/64519/2018) no arrojó ningún resultado en mes y medio. Durante ese periodo, el agente del Ministerio Público asignado, Erasmo Carlos Badillo Ceballos, sólo le decía a doña Nancy: “Estamos analizando la información que nos dio, pronto verá resultados”; “Usted tranquila, estamos por aprobar el operativo, no se desespere”.

Pero ella se desesperó. Ya le había dado a la fiscalía nombres, direcciones y hasta los perfiles de Facebook de los huachicoleros; también le proporcionó la ubicación de los terrenos en los que ordeñaban los ductos de Pemex. La dependencia no hacía nada.

“A mí hijo se lo llevaron unos encapuchados… A pesar de que estaban encapuchados, él sabía quiénes eran. Unos niños que estaban en la calle me dijeron que lo habían golpeado para después llevárselo. Me lo desaparecieron los muchachos con los que creció. Me lo desaparecieron los mismos chicos que, como mi hijo, creyeron en las promesas de los huachicoleros”, narra doña Nancy.

En territorio huachicol

El 23 de noviembre doña Nancy recibió un mensaje anónimo, uno de los jóvenes que presuntamente participaron en la desaparición de Óscar Eduardo le dijo que el cuerpo fue arrojado cerca del pozo conocido como Ojo de Agua: “A mí me tocó echarle la cal para que no oliera, así que no lo va a encontrar”, decía el mensaje.

“¿Cómo encontrar un pozo de agua alrededor de una comunidad donde la mayor parte de las parcelas de maíz tienen sus propios pozos?”, se preguntó Nancy. Y salió a buscar a su hijo.

Durante semanas repasó una y otra vez el mensaje recibido. La imagen de Ojo de Agua le martilleaba.

articleRead

You can read up to 3 premium stories before you subscribe to Magzter GOLD

Log in, if you are already a subscriber

GoldLogo

Get unlimited access to thousands of curated premium stories, newspapers and 5,000+ magazines

READ THE ENTIRE ISSUE

June 02, 2019