China le pone tapabocas a los líderes europeos

Revista Proceso|May 24, 2020

China le pone tapabocas a los líderes europeos
El gobierno de Xi Jinping ha tenido éxito en contener la propagación... pero de un informe en el que se le acusa de realizar una campaña de desinformación y así lavar su imagen en torno a la pandemia de covid-19. Filtrada por la prensa, una primera versión del reporte europeo hacía duras denuncias contra China, como su opacidad en la gestión de la emergencia. Sin embargo, el documento que se hizo público suaviza los señalamientos.
MARCO APPEL

BRUSELAS.- El gobierno de China metió “presión” a la Unión Europea (UE) para que suavizara el contenido de un reporte donde se le acusa de realizar “una campaña global de desinformación” para desvanecer su responsabilidad en la propagación del coronavirus.

Así lo dijo el 30 de abril último el alto representante de la UE para Asuntos Externos y Política de Seguridad, Josep Borrell, frente a un comité de eurodiputados que lo convocó de urgencia para que aclarara si la diplomacia europea se había doblegado ante el régimen de Xi Jinping, como lo reveló la prensa estadunidense.

China, explicó Borrell, “expresó sus preocupaciones” sobre el análisis de un reporte que realizó la unidad contra la desinformación del Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE), el cuerpo diplomático bajo su mando, pero aseguró que no se aceptó “ninguna presión”.

El funcionario atribuyó la polémica a un malentendido de la prensa que, según él, comparó erróneamente dos tipos de reportes que produce la unidad contra la desinformación del SEAE: las “evaluaciones de entorno informativo”, que son más críticas y de consumo diplomático interno, y la “síntesis de panorama”, pensada para su publicación en el portal de internet euvsdisinfo.eu.

Algunos eurodiputados quedaron satisfechos con la explicación, pero otros no, como la eurodiputada checa Markéta Gregorová, quien, dirigiéndose a Borrell, dijo: “La UE está retratada como débil e inclinada ante la influencia china. Sea cierto o no lo que dice, el daño a nuestra reputación ya está hecho”.

La atención periodística en torno al caso del reporte del SEAE coincide con nuevos señalamientos de líderes internacionales contra Beijing sobre su falta de transparencia en la gestión del brote del virus SARS-CoV-2.

Sobre el caso, el presidente francés, Emmanuel Macron; el ministro británico de Asuntos Exteriores, Dominic Raab (quien sustituyó a Boris Johnson al frente del gobierno cuando éste enfermó de covid-19); la canciller alemana, Angela Merkel, o el propio Borrell ya han expresado sus críticas en diferentes tonos.

Radical, el presidente estadunidense, Donald Trump, y su secretario de Estado, Mike Pompeo, han avivado “la teoría” de que el nuevo coronavirus proviene de un laboratorio de Wuhan, el epicentro de la pandemia.

En todo caso, la prensa internacional y organizaciones no gubernamentales han documentado la manera en que el gobierno chino silenció a los primeros médicos que advirtieron del brote.

articleRead

You can read up to 3 premium stories before you subscribe to Magzter GOLD

Log in, if you are already a subscriber

GoldLogo

Get unlimited access to thousands of curated premium stories and 5,000+ magazines

READ THE ENTIRE ISSUE

May 24, 2020