Aflora más podredumbre

Revista Proceso|February 23, 2020

Aflora más podredumbre
El miércoles 19 la secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval, confirmó lo que Proceso ha revelado desde el pasado junio: en la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte, a cargo de Ana Guevara, opera una red que abusa del erario vía empresas que son utilizadas para desviar recursos y cobrar a sobreprecio los viajes a campamentos y competencias. La propietaria de una de esas compañías ya denunció a la Conade y se acercó a este semanario para contar su historia.
BEATRIZ PEREYRA

Emiré Vargas Escobar, dueña de Viajes Temixco, SA de CV, una de las empresas implicadas en el desvío de recursos para el deporte –confirmado el miércoles 19 por la Secretaría de la Función Pública (SFP)– acusa a la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade) de haberla vinculado a una maraña de corrupción en la cual su agencia no ha participado.

La empresaria explica que durante 2019 le vendió boletos de avión a la Conade por 9.6 millones de pesos que le han sido pagados mediante distintas federaciones deportivas, pero también desde las cuentas bancarias de algunos de los analistas técnicos que simulan ser entrenadores, como Gibrahán Hernández, Raquel Micó, Luis Enrique Muñoz Landa, Alejandro Gutiérrez López y José Luis Torres Guadarrama.

De acuerdo con los resultados de la mencionada auditoría, algunas de las irregularidades detectadas en el manejo del dinero público del Fideicomiso Fondo para el Deporte de Alto Rendimiento (Fodepar) son los “entrenadores” que transfirieron los recursos federales a empresas que luego comprobaron gastos con sobreprecio mediante documentación “alterada, apócrifa y carente de validez fiscal”.

“Vengo a defender mi empresa”

En entrevista con Proceso, Vargas Escobar aclara que su empresa cobra 300 pesos más IVA por la expedición de los boletos de avión; dice que sólo ha entregado facturas originales generadas en internet por las aerolíneas con las que adquiere los servicios.

Detalla que durante 2019 trató con el subdirector de Apoyo de Alto Rendimiento a Deportistas y Federaciones, Faustino Jesús Díaz Muñoz, la compra de los boletos de avión, pero que con su asistente, Luis Enrique Muñoz Landa, veía los asuntos referentes a los pagos.

Ella recuerda que Muñoz Landa le explicó en alguna ocasión que no podía cubrir un adeudo que tenía con Viajes Temixco porque había problemas con su cuenta en Banorte.

“Me dijo que estaba congelada porque había recibido un depósito de mucho dinero, y que tenía que irse a su pueblo en Veracruz para liberarla. Recuerdo que le dije: ‘Tú, como persona física, no puedes recibir un dinero que vas a pagar a una empresa. Ten cuidado porque no es normal que tu cuenta no tenga un peso y de la noche a la mañana tengas tanto dinero, después Hacienda te va a llamar para justificar por qué recibiste tanto dinero”, revela Vargas.

La dueña de Viajes Temixco comenta que los analistas técnicos de la Conade le explicaron en varias ocasiones a una de sus empleadas que así se realizan los procedimientos: la Conade es la que indica a nombre de quién se hacen las facturas, aunque el pago de los servicios provenga de una federación deportiva o de una persona física.

“Era muy difícil identificar cuándo nos pagaban. Les teníamos que preguntar si tal o cual depósito era de ellos porque, a veces, sí nos pagaba una federación y, en otras, una persona física. Nos explicaron que así son sus procedimientos, que tienen un fidecomiso y que el dinero se lo dan a los deportistas o a un entrenador que está a cargo de un proyecto –viaje a una competencia o campamento– y que ellos son quienes pagan a los proveedores.”

Emiré Vargas entregó a Proceso una relación de los 56 depósitos por 9.6 millones de pesos que recibió durante 2019 por la venta de boletos de avión que la Conade le pidió. De ellos, ocho fueron realizados por algunas de las personas que simulan ser entrenadores y reciben un apoyo ordinario (salario) del Fodepar.

De la cuenta bancaria de Gibrahán Hernández, Viajes Temixco recibió 1.4 millones de pesos, Raquel Micó depositó 351 mil pesos en dos exhibiciones desde su cuenta de Santander, Luis Enrique Muñoz Landa hizo tres transferencias por 650 mil pesos desde su cuenta personal de Banorte (072840010034590117), Alejandro Gutiérrez López pagó 14 mil 200 pesos desde Scotiabank (044180001010698633) y José Luis Torres Guadarrama, 23 mil 700 desde BBVA Bancomer (012180011898993598).

articleRead

You can read upto 3 premium stories before you subscribe to Magzter GOLD

Log-in, if you are already a subscriber

GoldLogo

Get unlimited access to thousands of curated premium stories and 5,000+ magazines

READ THE ENTIRE ISSUE

February 23, 2020