Como Prevenir La Hipertension
Mía.|Issue No 1.711
Como Prevenir La Hipertension

Llega sin avisar y lo hace para quedarse. La tensión arterial alta es una de las enfermedades crónicas más habituales pasados los 50 años. El mejor tratamiento es la prevención, algo que se consigue, simplemente, llevando una vida saludable.

Inma Coca

El corazón, los riñones o el cerebro. Tener una presión arterial alta es un peligro para muchos órganos de nuestro cuerpo. Pero, a pesar de que sus consecuencias pueden ser graves, las señales que nos manda para identificarla son tan imprecisas que, en muchas ocasiones, esta enfermedad pasa desapercibida durante un tiempo. El doctor Alfonso Valle, miembro de la Asociación Española de Cardiología, nos recuerda por qué la hipertensión arterial es conocida como el enemigo silencioso: “La hipertensión sí da síntomas, pero muy inespecíficos, como pueden ser el dolor de cabeza, gente que se fatiga más de lo normal... En definitiva, se trata de síntomas que se pueden deber a la tensión u otras muchas enfermedades, por lo que es complicado el diagnóstico atendiendo solo a estas señales”.

Así pues, la solución pasa por cumplir con un calendario de revisiones que deberá ser más frecuente cuantos más años se vayan cumpliendo.

NO SOLO COSAS DE LA EDAD

La llegada de la menopausia suele estar muy asociada a los problemas de tensión. Por eso, las mujeres deben prestar un extra de atención durante esa época. El doctor Valle pone especial énfasis en ello, ya que suele ser habitual la aparición de problemas de manera brusca, incluso en mujeres que cuentan con un historial de tensión baja.

Así pues, mientras que las mujeres entran en este período de riesgo sobre los 50, los hombres deben comenzar las revisiones antes, a partir de los 40. Y aunque la edad es uno de los principales factores de riesgo, hay otros con mucho peso, y la buena noticia es que contra ellos sí se puede luchar. Una alimentación inadecuada o el sobrepeso afecta directamente a la salud de nuestras arterias. De igual manera, el tabaquismo empeora, y mucho, la situación. Fumar no soloaumenta las posibilidades de tener problemas de tensión, sino que, para un hipertenso, duplica el riesgo de sufrir problemas cardiovasculares como, por ejemplo, un infarto.

articleRead

You can read up to 3 premium stories before you subscribe to Magzter GOLD

Log in, if you are already a subscriber

GoldLogo

Get unlimited access to thousands of curated premium stories, newspapers and 5,000+ magazines

READ THE ENTIRE ISSUE

Issue No 1.711