¿“Lector verdadero” o esnob literario?

Esquire Latinoamérica|Julio 2020

¿“Lector verdadero” o esnob literario?
Pongamos el tema sobre la mesa: ¿por qué se juzga a otros por lo que leen? ¿Por qué perdura el interés de parecer más “leídos” o expertos en literatura que los demás? ¿Es ego o amor por libros?
Por Ikerene Mestre

La esfera literaria suele ser un lugar presuntuoso. El esnobismo está en el alma de las publicaciones y se arremolina en aquellos clubes, sociedades secretas y tertulias colegiadas: muchas de ellas reservadas por sus posturas e ideologías políticas y otras solo por gradaciones de superioridad intelectual. Así surgió cierto reconocimiento atribuido a los lectores, puesto que el hábito de la lectura supone poseer conocimientos. No es un reconocimiento vano o superfluo, sino que remite a una de las mejores facetas de la humanidad: la curiosidad. Sin embargo, desde los círculos socráticos hasta el grupo de Bloomsbury, la Torre de marfil ha estado presente a lo largo de la historia para marcar una diferencia social entre las personas que leen de las que no, y en en el caso de las que sí lo hacen, ¿qué consumen?

articleRead

You can read up to 3 premium stories before you subscribe to Magzter GOLD

Log in, if you are already a subscriber

GoldLogo

Get unlimited access to thousands of curated premium stories and 5,000+ magazines

READ THE ENTIRE ISSUE

Julio 2020