La Chica De Oro

ELLE España|Febrero 2017

La Chica De Oro

Con el talento artístico grabado en el ADN, el icono ‘fashion’ es el diamante de Tifany & Co. Recorremos sus más de 35 años como diseñadora de JOYAS.

Laura Somoza

Paloma Picasso (París, 1949) lleva más de tres décadas fi rmando joyas para Tiffany & Co. Su relación con la casa estadounidense es una historia de amor plasmada en colecciones que representan los besos (es el caso de la línea Love & Kisses, cuyas piezas poseen forma de equis) y la pasión por la vida, el color y el glamour (como en Sugar Stacks, en la que anillos y pendientes son coronados por enormes piedras que parecen caramelos irresistibles). También, en tesoros que reflejan una devoción indisimulada por algunas ciudades. Como Venecia, un lugar que la diseñadora considera importantísimo en su trayectoria: Fui allí por primera vez a los 16; desde entonces, intento visitarla una vez al año, invertir un mes en disfrutar de sus museos y su belleza urbanística. Es el sitio en el que comencé a sentirme yo misma, a conocer gente y a crear mi propio mundo». En ese universo pesa de forma decisiva una infancia entre pinceles, óleos y paletas, marcada por la profesión de sus padres, Pablo Picasso y Françoise Gilot: «Pasaba largos ratos pintando con ellos, pero no me enseñaban; opinaban que lo artístico tiene que salir de cada uno. Incluso, cuando les preguntaba por algo que había creado, me decían que no estaba en sus manos decidir si mi trabajo era bueno o malo, que yo misma debía encargarme de resolver mis propios problemas. La verdad es que aquella era una respuesta de lo más artística». En contacto permanente con la estética, Paloma apostó por hacer de su vocación su ofi cio. Sin embargo, en lugar de volcar el talento sobre un lienzo, decidió enfocarlo hacia las joyas y la industria fashion. «Obviamente, el mío es un apellido famosísimo –admite–, así que, desde pequeña, estoy acostumbrada a oír eso de: “Es hija de Picasso”. Todo el mundo pensaba que acabaría siendo pintora, pero me repetía que no, que prefería encontrar una ocupación distinta de la de mis padres. Respetaba mucho lo que habían logrado, aunque no deseaba que el resto buscase conexiones continuamente».

articleRead

You can read up to 3 premium stories before you subscribe to Magzter GOLD

Log in, if you are already a subscriber

GoldLogo

Get unlimited access to thousands of curated premium stories and 5,000+ magazines

READ THE ENTIRE ISSUE

Febrero 2017