Come Inteligente ¡Cuidado! Podria Provocar Alergias
Women's Health en Español|Octubre 2019
Come Inteligente ¡Cuidado! Podria Provocar Alergias
Gracias a la tendencia de evitar los lácteos y a aquellas personas que se autodiagnostican como sensibles al gluten todos los días, en la actualidad escuchar la palabra “alergia” despierta sospechas. Pero hay evidencias científicas de que las alergias van al alza. Teminamos con la confusión y resolvemos las preguntas más importantes.
Emily Pritchard

LAS ÚLTIMAS NOVEDADES NUTRICIONALES PARA SENTIRTE Y VERTE GENIAL

Intentar recordar con precisión cuándo comenzó el pánico es difícil. Las primeras señales en aparecer fueron los pequeños símbolos de peligro en los menús de los restaurantes y cafés. El equivalente en nutrición a una calavera, estos diseños advertían cuando un alimento contenía algo potencialmente peligroso; un ingrediente que quizá querrías evitar. Conforme los dibujos de varas de trigo comenzaron a asociarse con la presencia de gluten y los de botellas de leche con la presencia de lactosa, las preferencias personales de los comensales empezaron a ser reportadas como alergias. A pesar de la abundancia de campañas en contra del gluten, la lactosa y la cafeína, los médicos salieron a clarificar las cosas: los síntomas similares al síndrome de intestino irritable no siempre equivalen a una auténtica alergia. Sin embargo, las estadísticas confirman que deberíamos poner atención al incremento en reacciones negativas ante los alimentos.

¿QUÉ ES UNA ALERGIA?

“Una alergia es una reacción inmune anormal”, explica el profesor Graham Roberts, consultor en la Universidad de Southampton. “El cuerpo está diseñado para combatir infecciones, tales como aquellas que provocan los virus y bacterias, por medio de células especializadas que viajan por el torrente sanguíneo, pero en ocasiones, el sistema inmune califica a ciertos alimentos como amenazas potenciales y responde de forma exagerada”. Tomemos los cacahuates como ejemplo.

“Los cacahuates son una proteína completamente inocente y no deberían causarle ningún daño al organismo”, dice el profesor Roberts. Sin embargo, un estudio estima que 1.76% de la gente tiene una alergia grave a este alimento. “Cuando las células del sistema inmune reconocen a la proteína del cacahuate, por ejemplo, liberan mediadores inflamatorios como la histamina”, asegura. “En pequeñas dosis, la histamina provoca los síntomas que solemos asociar con la fiebre del heno: escurrimiento nasal, comezón en los ojos y salpullido. En grandes cantidades, los mediadores inundan el cuerpo y esto, en algunos casos, conduce a una constricción de las vías aéreas al grado que la persona no puede respirar”. Esto, combinado con los vasos sanguíneos dilatados, hace que el transporte de oxígeno a los órganos principales sea imposible. Puede ser fatal.

¿EN VERDAD VAN EN AUMENTO?

articleRead

You can read up to 3 premium stories before you subscribe to Magzter GOLD

Log in, if you are already a subscriber

GoldLogo

Get unlimited access to thousands of curated premium stories, newspapers and 5,000+ magazines

READ THE ENTIRE ISSUE

Octubre 2019