Sólo carne. Todo el tiempo. ¿Alguna pregunta?
Men's Health en Español|Junio 2019
Sólo carne. Todo el tiempo. ¿Alguna pregunta?

La dieta 100 por ciento carnívora es la punta de lanza de las nuevas tendencias extremas de nutrición. Sus seguidores afirman que eliminar las plantas puede ayudarte a perder peso, desarrollar músculo más rápido e incluso revertir enfermedades crónicas, mientras que los dietistas tienen un problema grave con casi todo al respecto. Aquí está nuestro análisis.

Por Richard Godwin

Esta es una historia sobre humanos carnívoros, personas que creen que la mejor dieta es la que está compuesta sólo de carne. No hay pan ni papas. No hay ensaladas. Definitivamente no hay col rizada. Sólo proteína animal. O, en el caso del infame psicólogo canadiense Jordan B. Peterson y su hija, Mikhaila, solo carne de res, sal, agua y el ocasional vaso de bourbon.

“Sé lo ridículo que suena”, dice Mikhaila. Pero así fue como comenzó la dieta carnívora, cuando personas como ella llegaron a la conclusión de que los consejos nutricionales estándar no estaban funcionando para ellos. Mikhaila ahora le da crédito a su dieta a base de carne por aliviar sus condiciones autoinmunes debilitantes, la fatiga y la depresión. Su padre también afirma que ha perdido más de 20 kilos desde que comenzó a seguir la iniciativa de su hija. Él dice que ahora se siente magnífico, incluso si la dieta es “terriblemente aburrida”, y se ha convertido en un seguidor del plan.

Cuando mencionas esta dieta compuesta sólo de carne a un omnívoro o herbívoro, sus reacciones tienden a caer en algún lugar entre la incredulidad y la ira. Y de manera comprensible: su radar para detectar estupideces está en alerta máxima cuando se trata de curas milagrosas avaladas por celebridades, y el “plan de la vaca” de Jordan Peterson suena como la más grande. Después de todo, si los veganos están asociados en la imaginación popular con el ecologismo, las causas progresivas, la izquierda y la compasión, los carnívoros deben representar lo contrario, ¿no?

Suena como una dieta de parodia para los negadores del cambio climático, amantes de los combustibles fósiles, las armas y la masculinidad tóxica. Y así, de una manera extraña, esta también es una historia sobre ciencia e ideología, carbohidratos y grasa, y la línea siempre borrosa entre el escepticismo saludable y la teoría de la conspiración.

Los carnívoros se alzan

Si hay un tipo que personifica el estilo de vida exclusivo de la carne, es Shawn Baker, un ex cirujano ortopédico de 52 años con base en Albuquerque. Es una bestia, un levantador de pesas y jugador de rugby que mide 1.96 m y come alrededor de 1.8 kilos de carne por día. A través de su compromiso con la dieta carnívora, Baker se ha convertido en una especie de líder para aquellos desencantados con las recomendaciones usuales de nutrición. Las publicaciones pro-carne, llenas de vulgaridades, son comunes en sus redes sociales.

“Quienes se volvieron carnívoros hace 10 años lo hicieron porque habían sufrido enfermedades crónicas”, dice. “Habían sido vegetarianos y veganos. Habían estado tomando todo tipo de medicamentos. Esto era lo único que les funcionaba”. Baker vende libros y planes de dieta a posibles carnívoros. Con su cuerpo musculoso, luce como un villano de dibujos animados. Tal vez por eso la gente está escuchando, a pesar del hecho de que perdió su licencia médica en 2017 debido a la incompetencia y por “no informar una acción adversa”, según la Junta Médica de Nuevo México. Baker, para su crédito, dice que una dieta sólo con carne no es para todos y hace hincapié en que aquellos que estén interesados en probarlo deberían hacer su propia investigación.

40 EL PORCENTAJE DE CALORÍAS PROVENIENTES DE CARBOHIDRATOS QUE LOS NUTRIÓLOGOS RECOMIENDAN CONSUMIR. LOS CARNÍVOROS OBTIENEN CERO.

Lo que está ayudando a esta tribu de amantes de la carne a relacionarse es el Internet, el sitio donde las personas con intereses específicos generalmente se encuentran entre sí. Una científica informática llamada L. Amber O ‘Hearn publica extensivamente sobre el tema en empiri.ca. Su lema es “Come carne. No muy poca. Sobre todo grasa”. (Es un buen giro al consejo de Michael Pollan de su libro de 2008, In Defense of Food: “Come alimentos. No demasiado. Principalmente plantas”). Pero donde la comunidad carnívora realmente se reúne es en Reddit, con foros que tienen alrededor de 74,000 suscriptores.

En estos foros, los carnívoros se ayudan entre sí a manejar temas como la constipación y la hidratación adecuada, además de compartir historias de éxito sobre la pérdida de peso y la superación del síndrome del intestino irritable. Curiosamente, algunos de estos seguidores de la dieta carnívora informan que solían ser veganos, después de haber probado varios regímenes de eliminación de alimentos para tratar una enfermedad o un aumento de peso persistente.

La “dieta carnívora” fue una de las búsquedas de dieta más importantes de 2018, según los informes de búsqueda de Google, y el término comenzó a ser una tendencia el verano pasado después de que Jordan Peterson apareciera en el podcast “The Joe Rogan Experience”. Un oyente fue Luke Irving, de 29 años, instructor de natación y ex entrenador personal. “Antes de hacerme carnívoro, me consideraba relativamente saludable”, dice. “Me ejercitaba mucho y comía una amplia variedad de granos integrales, verduras, frutas y cortes magros de carne. Básicamente, tomé mi antigua forma de comer y la puse al revés”.

Irving dice que escuchar la historia de Peterson despertó su interés en la dieta carnívora, ya que el mensaje iba en contra de las pautas nutricionales tradicionales que le habían enseñado y que había seguido toda su vida adulta. Irving admite que, aunque vivía un estilo de vida supuestamente saludable, en su interior no se sentía bien, apuntando a una depresión leve, ansiedad e hinchazón, entre otros problemas.

articleRead

You can read up to 3 premium stories before you subscribe to Magzter GOLD

Log in, if you are already a subscriber

GoldLogo

Get unlimited access to thousands of curated premium stories, newspapers and 5,000+ magazines

READ THE ENTIRE ISSUE

Junio 2019