Aumenta tu productividad
Men's Health en Español|Marzo 2019
Aumenta tu productividad

La guía del hombre perezoso para terminar los pendientes.

Por Jamie Millar y Tom Ward

El crecimiento de la productividad laboral en México en el periodo 2002-2016 fue de 0.3% anual, de acuerdo con cifras de la OCDE, muy por detrás del resto de los países miembros. Tenemos que hacer algo para alcanzarlos.

Lo que estás haciendo en este momento es impresionante. No, en serio, encontrar incluso cinco minutos de sobra durante tu día para sentarte y hojear esta revista no es una tarea fácil. Porque nos arriesgaremos a suponer que eres un tipo ocupado. Todos lo somos. La investigaciones muestran de forma consistente que los mexicanos trabajan más horas que las personas en casi cualquier otro país de América Latina, haciendo de nuestro tiempo libre algo cada vez más raro y precioso.

Sin embargo, a pesar de nuestras mejores intenciones, parece que México tiene un problema de productividad. Cuando comparamos nuestro producto interno bruto (PIB) por hora trabajada con el de otras naciones, descubrimos que estamos muy por detrás. En otras palabras, estamos pasando más y más tiempo en nuestros escritorios, sin que nuestra productividad lo refleje.

Bueno, ya es suficiente. A pesar de lo que la experiencia te haya enseñado, tu lista de tareas diarias no tiene por qué apoderarse de tu tiempo libre.

Toma las medidas correctas y podrás lograr mucho más mientras haces mucho menos. Al utilizar los consejos en estas páginas, aliviarás tu horario tan congestionado, aumentarás tu productividad y, lo que es más importante, podrás disfrutar de tu tiempo personal. No es necesario meditar, llevar un diario ni codificar por colores. Todo lo que necesitas es canalizar a tu vago interior. Después de todo, nadie encontrará una manera más rápida de terminar un trabajo difícil que un hombre que realmente no quiere hacer nada.

23 minutos es el tiempo que pierdes si contestas cada correo electrónico en el momento de recibirlo, en lugar de revisar tu bandeja en intervalos preestablecidos. Mensaje recibido.

Cómo decir que no (Sin sonar como un imbécil)

Si quieres una vida fuera de tu 9 a 5, debes dominar la palabra más difícil en el lenguaje español: “No”.

“Ser honesto cuando no puedes asumir una tarea adicional te ahorrará dolor más adelante”, dice McKeown. Aquí te indicamos cómo rechazar a tu jefe sin recoger tu carta de renuncia.

MH: ¿Qué tal Greg? ¿Cómo va todo? Genial. Mira, sé que estás ocupado, pero ¿Puedes encargarte de este proyecto?

McKeown: No.

MH: ¿Disculpa?

McKeown: Lo que quiero decir es que me encantaría ayudarte. ¿Podrías hablarme un poco más al respecto?

MH: Es un trabajo importante para un cliente fuerte. Y lo necesito para el final de la semana.

McKeown: De acuerdo. Pero tengo que entregar este otro trabajo para el CEO. Es muy importante.

MH: Esto también es muy importante.

McKeown: Con gusto le diría al CEO que tengo que reprogramar lo que me pidió, pero creo que podemos encontrar una mejor manera de abordar esto.

MH: Bueno, ¿no puedes venir temprano el resto de la semana y terminar ambos?

McKeown: ¿Hacemos una pausa y echamos un vistazo al trabajo que estoy haciendo ahora? Luego, podemos hablar sobre lo que piensas que debería darle menos prioridad para poder aceptar esta nueva tarea.

MH: ¿No puedes hacer ambas cosas?

McKeown: Si no hago una serie de cosas para estos clientes, entonces sí puedo. Pero, ¿cuál de estos crees que debería despriorizar para hacerlo?

MH: ¡Ya sé! Mejor que lo haga Steve. Que tengas un buen día.

articleRead

You can read up to 3 premium stories before you subscribe to Magzter GOLD

Log in, if you are already a subscriber

GoldLogo

Get unlimited access to thousands of curated premium stories, newspapers and 5,000+ magazines

READ THE ENTIRE ISSUE

Marzo 2019