Las Cosas De Los Rebecos
Caza Mayor|Febrero 2019
Las Cosas De Los Rebecos

En la caza uno nunca termina de aprender y algo así me debió pasar a mí hace unos meses… cuando dos cazadores me solicitaban un programa de caza de rebecos por Europa. Las opciones que les presentaba eran varias, pero al final por motivos y argumentos que yo expuse, la elección fue Macedonia en un viaje de tres días de caza.

Era para los días com-prendidos entre el 23 y 27 del pasado mes de octubre, con una rebeca y un rebeco incluidos sin límite de puntos. ¿El porqué de estas fechas? Porque con tres días de caza y en montaña, la variable meteorológica debe estar muy presente, factores como la niebla, la nieve o la lluvia pueden “machacar un día de caza” y si hay que abatir dos rebecos… ya comienzan los agobios. ¿Y por qué Macedonia? Porque probablemente sea el rebeco más económico que exista y más si el afortunado cazador, como ocurrió en este viaje, abate un 108 puntos CIC ¡a precio cerrado! Bien, esos eran mis argumentos, los cuales “cargan en mi mochila” basados en la experiencia de dieciocho años de agente de reservas de cacerías internacionales y fueron razonamientos convincentes para ambos cazadores… pues llego yo y paso al otro lado de la mesa: a ser el cazador, que se ha quedado con un permiso de caza en un lugar del Pirineo, donde además del permiso debo pagar la cuota complementaria (cuyo precio final va a ser superior al precio unitario de uno de los dos rebecos balcánicos del programa citado anteriormente), elijo fechas y me voy al 19 y 20 de noviembre… por aquello del celo. Además, pensaba que la capa del sarrio estaría en su pleno esplendor, vestimenta peluda y de tonos ocres y negruzcos, con esas crines o “barbas” que se extienden a lo largo del lomo, que a mayor edad esas crines viran hacia el amarillento y que están erguidas en la época del celo y que le aportan una mayor corpulencia al animal.

A la hora de valorar un trofeo de rebeco, hay tres variables importantes: el grosor o perímetro, la longitud y la altura de los cuernos. El trofeo en machos y en hembras es similar, se diferencian en que los machos son más “ganchudos” y el grosor o perímetro mayor en los machos que en las hembras. Creo que el grosor o perímetro es lo que diferencia un buen macho, de uno excepcional; cuando la cinta métrica pase de siete cm y dé siete con algo u ocho… Los puntos tienden a subir, pero claro si no llega a los 23.5 de longitud, fallará… Al fin y al cabo es una fórmula matemática con sus principales variables. Lo que sí es cierto es que por genética hay zonas donde los rebecos, dentro de la misma cordillera montañosa, tienen una determinada medición más característica e intrínseca de esas áreas. Y por supuesto, las mediciones no son extrapolables a las diferentes montañas donde el rebeco habita, porque son especies diferentes. En este artículo se puede observar Rupicapra pyrenaica pyrenaica o Rebeco de los Pirineosy Rupycabra rupicabra balcánica o Rebeco de los Balcanes (de Macedonia).

articleRead

You can read up to 3 premium stories before you subscribe to Magzter GOLD

Log in, if you are already a subscriber

GoldLogo

Get unlimited access to thousands of curated premium stories, newspapers and 5,000+ magazines

READ THE ENTIRE ISSUE

Febrero 2019