Suelo Fértil
Vogue Mexico|Abril 2019
Suelo Fértil

Para un creciente número de mujeres en todo el mundo, la lucha emocional para quedar embarazadas las lleva a Los Ángeles. Con su TECNOLOGÍA de primer mundo y leyes liberales, ¿California está cambiando el negocio de dar a LUZ?

Se ha descubierto que con la congelación de óvulos específicamente, utilizando dispositivos de última generación de una empresa japonesa llamada Cryotec, se han obtenido las mejores tasas de supervivencia. Lo cual realmente ha aumentado nuestra tasa de blastocistos de alta calidad.

En la serena y soleada sala de espera de California Fertility Partners en Los Ángeles, uno de los principales profesionales mundiales de la fertilización in vitro (FIV), unas 20 personas están sentadas en sillas de terciopelo azul. Dos hombres, claramente una pareja, arrullan la mejilla rosada de una niña que agita triunfalmente un pato de peluche. Una mujer rubia de unos 40 años vestida con ropa de gimnasio negra puntuada con diamantes se sienta frente a una pareja ligeramente tensa que dialoga en mandarín. Detrás de mí, oigo una conversación en francés; en otro rincón, un trío de mujeres, tal vez, los empleados de los que uno oye hablar de compañías como Apple y Google vienen aquí en grupos para congelar sus huevos, un beneficio que es generosamente subsidiado por sus empleadores, que ríen en silencio. Cada vez más, esta escena se repite por todos Los Ángeles.

Si bien se pueden encontrar clínicas de fertilidad de primera clase en todo Estados Unidos, California, que ha sido conocida durante mucho tiempo como la cuna del nuevo comienzo y de la visión del futuro, se está convirtiendo en un semillero de avances en este campo, tanto para las familias estadounidenses como para una ola cada vez mayor de familias extranjeras que se encuentran ahora en el Golden State por su floreciente negocio de concepción. ¿Por qué California? Para empezar, posee algunos de los laboratorios, de subrogación y agencias de donación de óvulos más reconocidos del país. Según un informe publicado en el que se analizan los datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de 2016 –el año más reciente disponible– de las 50 clínicas de FIV más concurridas de los Estados Unidos, diez están en California. “No todas las clínicas informan”, advierte James A. Grifo, M.D., Ph.D., director del programa en el Centro de Fertilidad Preludio de NYU Langone. “California está ciertamente representada a niveles más altos en relación con muchos otros estados, pero hay muchas variables, es difícil elegir una y decir, “Esta es la razón”.

“Lo que está increíblemente claro, continúa Grifo, es que la tendencia a retrasar la maternidad es “un fenómeno real y significativo”. Por primera vez en la historia de Estados Unidos, dice citando otro estudio reciente de los CDC, “estamos viendo una caída en las tasas de natalidad en mujeres jóvenes y un aumento en las tasas de natalidad en mujeres mayores”.

Una mayor necesidad de tecnología de reproducción asistida, o ART, como se le llama, está en aumento, y California –con su influencia en el mundo de la tecnología y su proximidad al mismo– se ha encontrado estratégicamente posicionada dentro del creciente campo. “Si sales del país y ves algunos de los laboratorios de FIV, están más de una década atrasados”, dice el Dr. Robert Boostanfar, M.D., especialista de HRC Fertility, que tiene diez centros desde San Diego hasta Los Ángeles y el en condado de Ventura. “Es muy costoso mantener un laboratorio de FIV de alta calidad, con personal de alto nivel, nuevas incubadoras y nuevos sistemas de cultivo”, afirma. “Somos capaces de poner un montón de recursos a la infraestructura de los laboratorios de fertilización in vitro aquí” concluye.

El gasto total de la FIV no puede pasarse por alto cuando se habla del aumento de la industria de la fertilidad en la Costa Oeste, que en su mayor parte requiere que los pacientes paguen de su bolsillo, dice Lauri Berger de Brito. Como copropietario de la Agency for Surrogacy Solutions, de Brito ayuda a examinar y emparejar a las portadoras gestacionales con los “futuros padres”, y Supervisa el embarazo por una cuota de $20,000. (Solo hay un puñado de estados con una legislación completa sobre la maternidad subrogada, y California es uno de ellos). “Si todo sale a la perfección”, agrega, los costos adicionales, los gastos médicos y de viaje de la madre sustituta, suelen ser de alrededor de $130.000 dólares.

articleRead

You can read up to 3 premium stories before you subscribe to Magzter GOLD

Log in, if you are already a subscriber

GoldLogo

Get unlimited access to thousands of curated premium stories, newspapers and 5,000+ magazines

READ THE ENTIRE ISSUE

Abril 2019