James & Valentina
Vogue Mexico|Abril 2019
James & Valentina

La diva mexicana se presenta como una fuerza dual. Al igual que en esta historia, James Leyva y Valentina se develan como el blanco y el el negro, aquello que coexiste en el mismo espacio

¿Recuerdas esa escena en la película de Selena cuando, de niña, está sentada en el techo de su casa y su hermana Suzette sube para preguntarle qué hace allá arriba? “Estoy mirando a la Luna, y estoy soñando”, me responde Valentina como si la película de la reina del Tex-Mex estuviera grabada en su memoria escena tras escena. Exacto, le respondo. ¿Alguna vez tuviste ese mismo momento en tu infancia? “Claro, siempre quise algo más grande, más allá de lo que podía alcanzar. Me di cuenta desde que era pequeña que vivía en un mundo que no había sido hecho para mí, así que mi trabajo fue crear mi propia fantasía. En aquel entonces, era convertirme en una estrella”. Con esa pregunta comienzo mi entrevista con Valentina. O mejor dicho, se encuentran María Félix y Vero Castro, personajes en los que me pidió nos convirtiéramos desde el momento en que vio la grabadora de voz cuando nos presentaron.

Son las 8:30 am de una mañana de febrero en la Ciudad de México, dos días antes Valentina se había presentado en un auditorio acompañada de más drag queens del famoso reality show RuPaul’s Drag Race hasta la madrugada. Yo, un poco escéptico, no esperaba que la diva se presentara a tiempo, pero lo hizo, y con todo y una sonrisa cálida que me dejó sin palabras. Después, en esta misma plática, me daría cuenta de que Valentina no solo es una imagen que se ve impresionante en televisión, Instagram o Youtube, es una verdadera profesional que se entrega a su público y a su arte.

Valentina participó dos veces en Rupaul’s Drag Race, el programa de competencia en el que sus participantes deben demostrar que tienen el suficiente carisma, unicidad, nervios y talento para convertirse en la siguiente superestrella drag. Y aunque no logró llevarse la corona, eso no parece importar ahora. Si algunas de sus compañeras utilizaron el show como un trampolín, ella lo convirtió en un cohete a la Luna.

ME DI CUENTA DESDE PEQUEÑO QUE VIVÍA EN UN MUNDO QUE NO HABÍA SIDO HECHO PARA MÍ, ASÍ QUE MI TRABAJO FUE CREAR MI PROPIA FANTASÍA

Pero mucho antes de descubrir el transformismo como expresión artística y boleto a la fama, el pequeño James Andrew Leyva, la contraparte de Valentina, ya escapaba a una fantasía en la que las normas de género no existían. “Cuando salía de la tina me enredaba en una toalla y sentía que tenía un vestido griego, o un gran turbante y esos momentos alimentaban mis fantasías.

Vestido túnica sin mangas, de Julia y Renata. En páginas 140 y 141: vestido en seda y sandalias planas con detalles de plumas, todo de Valentino.

Quería jugar con las ideas de género y prepararme por cualquier cosa que podría enfrentar”, me cuenta cuando le pregunto sobre su infancia, sobre ser primera generación en Estados Unidos, un país que actualmente parece tener como enemigo principal a los migrantes, como sus papás y abuelos. Pero James asegura que él y su familia son un verdadero ejemplo del sueño americano. “Cuando mis papás se conocieron encontraron una conexión en un mundo diferente, en un espacio diferente. Estoy muy orgulloso de ellos, de que lograron tener un nivel universitario y ser propietarios de una casa. También estoy muy agradecido de tener raíces mexicanas, de venir de una cultura que es de buena educación y saber que tengo eso en mí y mi latinidad; la música, la comida, hablar español, pero al mismo tiempo ser una combinación de dos culturas y ser el ejemplo del american dream”, dice transitando de James a Valentina tan rápido como cambia de inglés a un español fluido que en verdad sorprende.

Vestido largo, de Benito Santos; pendientes en plata y anillo en técnica de filigrana con turquesas, todo de Oro de Monte Albán.

articleRead

You can read up to 3 premium stories before you subscribe to Magzter GOLD

Log in, if you are already a subscriber

GoldLogo

Get unlimited access to thousands of curated premium stories, newspapers and 5,000+ magazines

READ THE ENTIRE ISSUE

Abril 2019