Switch to previous version of Magzter
INSTAGRAM FACE
AMPARADAS POR LA MEDICINA ESTÉTICA, LAS REDES SOCIALES (Y SUS FILTROS) HAN DADO LUGAR ENTRE LAS MÁS JÓVENES A UN IDEAL DE ROSTRO ÚNICO: LABIOS PROMINENTES, PÓMULOS ALTOS Y NARIZ AFINADA. UNA TENDENCIA NI SANA, NI SEGURA.
Marta Monleón

Con 153 millones de seguidores en Instagram y un imperio empresarial de más de 900 millones de dólares construido antes de los 21 años, a Kylie Jenner, la menor del clan de las Kardashian, se le puede atribuir otro 'mérito'. Y es el de servir como modelo para miles de mujeres por debajo de los 35 años, que aspiran a tener un rostro como el suyo. Una influencer en toda la extensión de la palabra. Es tal el fenómeno que, al menos en Inglaterra y los Estados Unidos, existen los denominados como 'paquetes Kylie Jenner', con los que ciertos profesionales del sector de la estética venden una intervención a base de rellenos: un producto no invasivo, rápido, accesible y temporal. No hay más que buscar el hashtag #kyliejennerpackage en Instagram, para encontrar miles de anuncios de clínicas que ofertan packs para hacer resaltar los pómulos, acentuar la línea de la barbilla y la mandíbula y engrosar los labios. Una cara esculpida que representa el ideal de belleza para las mujeres más jóvenes.

Continue Reading with Magzter GOLD

GoldLogo

Get unlimited access to thousands of curated premium stories and 5,000+ magazines

READ THE ENTIRE ISSUE

Febrero 2020