¿Puedes modificar tu reloj biológico en solo tres semanas?
¿Puedes modificar tu reloj biológico en solo tres semanas?
Los expertos afirman que pueden convertir a un noctámbulo en una morning person en tan solo 21 días, pero ¿será cierto? Laura Silverman pone a prueba esta teoría.

En cuanto sale el sol, me escondo entre mis cobijas. Si no tengo opción y debo salir, todo es raro: guardo la cafetera en el refrigerador y me pongo los pantalones al revés. Por la noche, puedo correr completo todo un maratón y escribir hasta el final una novela… no sería muy buena, aunque al menos la acabaría. Como una de cada cuatro mujeres, soy una noctámbula. Como un búho pero con menos plumas.

Cuando hice home office, no implicaba ningún problema para mí. De lunes a viernes escribía por las tardes, sin distracciones de correos. Los fines de semana era la última en irse de las fiestas. Pero a principios de este año, conseguí un trabajo Godín con un horario de 9:30 am a 6 pm y me sentía miserable. Así que cuando leí acerca de este régimen que podía convertirme en una morning person*, quería averiguar de qué se trataba.

El plan, diseñado por expertos de las universidades de Birmingham y Surrey en el Reino Unido, y Monash en Australia, buscaba adelantar dos horas los relojes corporales de las personas. Después de tres semanas, los pacientes noctámbulos, según ellos, podrían enfocarse mejor en las mañanas, se sentirían más despiertos durante el día y con mucho menos estrés. Porque por mucho que me gusten las noches, simplemente ellas no corresponden con el mismo cariño. Hay estudios que demuestran que los noctámbulos tenemos mayores riesgos cardiacos, somos más propensos a la diabetes y a problemas de salud mental. ¿Realmente podría cambiar una costumbre que llevaba practicando toda mi vida? Era momento de descubrirlo.

Semana 1

Cuando suena la alarma a las 5 am, recorro las cortinas. La luz solar estimula el cortisol (la hormona del estrés que necesitamos para despertar) y suprime la melatonina (la hormona que nos dice que es hora de dormir). Son dos horas antes de que comiencen mis actividades y deba ir a la oficina, y dos horas antes de mi hora ideal para despertarme: las 7 am. Me visto y voy al gimnasio a mi clase de alta intensidad, corriendo de regreso dos minutos después para agarrar mi maleta del trabajo. Afortunadamente con este horario no está completamente oscuro, pero me he comprometido a comprar una lámpara de luz azul, ya que estas replican el efecto del sol.

articleRead

You can read upto 3 premium stories before you subscribe to Magzter GOLD

Log-in, if you are already a subscriber

GoldLogo

Get unlimited access to thousands of curated premium stories and 5,000+ magazines

READ THE ENTIRE ISSUE

Marzo 2020