EL ASCENSO DE LOS SKINFLUENCERS
Cosmopolitan en Español - México|Septiembre 2020
EL ASCENSO DE LOS SKINFLUENCERS
Es oficial: hemos salido de la etapa de cubrir todo. Y mientras el asta se inclina hacia el maquil laje “Insta-glam”, l lega una nueva ola de inf luencers obsesionados por el cuidado de la piel y lucir un look natural.
LAURA CAPON

Es el últ imo lugar donde imaginé que vería una revolución, pero mientras me desplazo por mi feed en redes sociales me doy cuenta de que los vientos del cambio están moviéndose….

Las interminables fotos de los cafés rosas de Londres, donde pagas demasiado por cupcakes, siguen estando ahí, pero algo falta. ¿Dónde están los videos de adolescentes llenas de base, usando utensilios de la cocina para convertir sus caras en pasteles? ¿Por qué ya nadie está enseñando cómo aplicarse una botella completa de makeup en la cara? Y –no es que me esté quejando–, pero ¿cuándo dejaron las personas de borrarse todas las imperfecciones con Facetune? De la noche a la mañana, nuestros estándares de maquillaje cambiaron completamente y, en su lugar, un nuevo régimen de belleza ha surgido: conoce a los skinfluencers.

Piel increíblemente radiante, poros que no se ven, cantidad correcta de cejas gruesas y sin signo alguno de maquillaje; se toman fotos después de bañarse (con la toalla de turbante intacta) y llenan sus caras de mascarillas, sin tener base puesta; sus tocadores gritan bajo el peso de todos los productos de Glossier y sus feeds de selfies parecen salidos de una tienda de Sephora. ¿Realmente esta nueva casta de influencers –sí, aquellos que aman publicar fotos de sus rutinas vespertinas y matutinas – son una revolución en contra del “Insta-glam”? O, ¿estas amantes del cuidado de la piel, son el nuevo demonio disfrazado? A primera vista, no estoy tan segura.

LA MUERTE DEL GLAM

fue inevitable para mí, y otras personas de la industria de la belleza, reconocer que la burbuja estaba por romperse; la misma que había acompañado el lanzamiento en redes sociales de alguna nueva marca de maquillaje, producto o colabo ración. Esta sobresaturación fue impulsada aún más por marcas no relacionadas y celebridades que buscaban su porción de pie de belleza… ¿a alguien le suena la paleta de sombras de Cheetos Flaming Hot?

Después de lanzar 11 paletas, Anastasia Beverly Hill reportó una caída del 30% en ventas, en el primer cuarto del 2019, mientras que la de Kylie Jenner tenía una disminución de ingresos del 62% en el 2018. Si las marcas no estuvieran enterrando las uñas en sus ataúdes de diamantina, celebs como Alicia Keys o Billie Eilish lo estarían haciendo por ellas. En una carta abierta del 2016, Keys (la influencer original del cuidado de piel, dirían algunos) rogó para que “no se cubrieran más” y desde entonces no ha usado maquillaje. En tanto, Eilish, a sus 18 años, es tan despreocupada que no le importa no usarlo.

En mi tierna juventud, era popular quien tenía cada nueva paleta de sombras de MAC. Ahora, basta con pasar un rato en TikTok mirando videos de adolescentes parodiando youtubers de belleza, rellenando sus cejas con Sharpie y exagerando el contour, para saber que la Generación Z está buscando un cambio.

Mi prima Daisy, de 16 años –mi prueba de fuego para saber lo que es cool para los jóvenes de hoy– cimenta aún más la actitud de su generación ante la belleza. No solo me dice que está más de moda verse arreglada “sin esfuerzo”, sino que ella nunca usa base porque “no me importa cómo luce mi piel”. Claro, cuando adolescente, ni me pasaba por la cabeza cubrir mis poros con la base Double Wear de Estée Lauder.

articleRead

You can read up to 3 premium stories before you subscribe to Magzter GOLD

Log in, if you are already a subscriber

GoldLogo

Get unlimited access to thousands of curated premium stories, newspapers and 5,000+ magazines

READ THE ENTIRE ISSUE

Septiembre 2020