Will Smith‎²
Will Smith‎²
En Proyecto Géminis, el director Ang Lee se enfrentó al reto más extraordinario de su carrera: crear un Will Smith digital. Una de las estrellas más grandes de Hollywood comparte créditos con su yo de hace 28 años.
Por Amanda Adame/ Enviada a Georgia

Will Smith está llorando, frustrado, frente a nosotros. Está en crisis existencial y necesita que quien ha sido su padre todo este tiempo le diga la verdad sobre su identidad. Sólo que no es el Will Smith que conocemos. El que actúa en la pantalla es en realidad un veinteañero: es la cara que le dio vida al Príncipe del Rap en los años 90, pero haciendo uso de las fortalezas dramáticas que el actor ha cultivado en 30 años de carrera. Lo que vemos, entonces, parece el resultado de lo mejor de dos mundos: la lozanía de la juventud y la experiencia de la madurez. La magia de los efectos visuales ha encontrado la forma de resolver aquello de que la juventud es desperdiciada en los jóvenes y, de paso, ha creado de pies a cabeza a un Will Smith de 23 años de edad.

El Smith maduro, sin embargo, también se encuentra en esta película. Proyecto Géminis cuenta la historia de Henry Brogan, un exasesino del gobierno (interpretado por el Will Smith de 51 años) que se convierte en el objetivo de una misteriosa organización liderada por Clay Verris (Clive Owen). Brogan pronto cae en cuenta de que el agente que han enviado para matarlo es una versión más joven de él mismo, llamado Junior. La escena culmen entre ambos es una pelea que no tiene precedentes en el cine, en donde vemos al actor batiéndose con él mismo, sometiéndose, estrellándose contra duras paredes de roca.

“Esto que ven no es rejuvenecimiento tecnológico en posproducción”, se dispone a dejar claro desde el inicio el director Ang Lee, durante la primera proyección de pietaje de la cinta, que se realizó a mediados de 2019. “Es la creación de un nuevo personaje y de una nueva forma de hacer cine”. Para entender a lo que se refiere, sin embargo, debemos ir al inicio.

El pasado de Will es el futuro del cine

La expectativa de ser testigos de los mayores avances tecnológicos en la industria cinematográfica actual nos lleva a principios de 2018 a la pequeña ciudad sureña de Glennville, en Georgia, Estados Unidos. Al llegar, el equipo de Paramount Pictures nos informa que pasaremos toda la noche en el set de filmación de Proyecto Géminis, algo no muy común pero que definitivamente aumenta la intriga. Son las 10 de la noche y mientras los 5,000 habitantes de la ciudad se preparan para dormir, la jornada apenas comienza para nosotros.

A nuestra llegada a la locación somos recibidos por el alcalde de la ciudad, quien nos explica que la producción se ha apoderado de una de las calles principales del centro. Detrás de una valla de seguridad, un grupo de personas esperan ansiosamente. El mismo alcalde nos explica que, cada noche, los ciudadanos de Glennville se congregan detrás de la reja con la esperanza de ver a Will Smith o simplemente de ser parte de algo que ya intuyen como extraordinario. En una ocasión, Smith incluso se acercó a saludarlos y a tomarse fotos con ellos. “Éste es el evento más espectacular que le ha sucedido a nuestra ciudad”, nos dice el alcalde con orgullo.

articleRead

You can read upto 3 premium stories before you subscribe to Magzter GOLD

Log-in, if you are already a subscriber

GoldLogo

Get unlimited access to thousands of curated premium stories and 5,000+ magazines

READ THE ENTIRE ISSUE

Octubre 2019