Pesadilla y tormenta
Cine Premiere|Enero 2020
Pesadilla y tormenta
En El faro, el director Robert Eggers deja atrás a las brujas para llevar a Robert Pattinson y a Willem Dafoe a los límites de la locura.
Por Sergio Huidobro @sergiohuidobro

Ya no queda nadie con vida que recuerde la sensación de un faro y de su luz cortando la niebla en medio del mar. Ya no vive ningún marinero que recuerde ese haz giratorio como una promesa de salvación. Porque ésa era toda la vida de los hombres de mar hasta el siglo XIX: canciones puercas y barbas mojadas, sudor, náusea, tensiones, heridas, barajas, eructos, silencio, pedos, lluvia, mugre. Cuando un faro aparecía en el horizonte, traía consigo la esperanza de tierra firme, una ducha, sábanas limpias, burdeles y pan suave. Pero, ¿qué pasa si esa luz representa la amenaza de un horror antiguo, una oscuridad sin nombre?

Después de una experiencia de dirección tan intensa como La bruja (2015), Robert Eggers buscaba repetir esa odisea con un proyecto que fuera al mismo tiempo distinto. Quería volver a otra filmación aislada en un paisaje remoto, acechado por una naturaleza imponente, con un elenco y un equipo mínimo que fueran capaces de sumergirse en el estado mental de una época olvidada. Como en su ópera prima, la atmósfera sería producto de una larga y exhaustiva investigación que permitiera revivir el pasado con un nivel de detalle fuera de serie; pero quería algo más.

articleRead

You can read up to 3 premium stories before you subscribe to Magzter GOLD

Log in, if you are already a subscriber

GoldLogo

Get unlimited access to thousands of curated premium stories, newspapers and 5,000+ magazines

READ THE ENTIRE ISSUE

Enero 2020