Caminar sobre vidrio
Cine Premiere|Enero 2019
Caminar sobre vidrio

Con Glass, M. Night Shyamalan finaliza un rompecabezas que comenzó hace casi dos décadas, y al cual le apostó (literalmente) hasta su casa.

​​​​​​​Por Sergio López Aguirre @checoche / Enviado a Nueva York

Los fans la conocen como la trilogía Eastrail 177, nombrada así por el tren que al inicio de El protegido (2000) sufre un accidente del cual sólo hay un sobreviviente. Ese hombre es David Dunn (Bruce Willis), el verdadero hombre de acero. A lo largo de aquel filme, Shyamalan nos presentó su versión de una película de cómics, con una historia de origen, un héroe atormentado y un némesis brillante, conocido como Mr. Glass (Samuel L. Jackson). Lo único que faltaba a este superhéroe de tintes realistas (además del interés de un público que en aquel entonces la ignoró casi por completo), era un universo compartido.

Dieciséis años después, Fragmentado (2016) se revelaría como una secuela sorpresa y una historia de origen para un nuevo villano: Kevin Wendell Crumb (James McAvoy), un cuidador de zoológico con 23 personalidades diferentes que luchan por controlar a la Bestia, un monstruo de fuerza sobrehumana que vive en su psique. La cinta no se anunció como una secuela, ni se reveló como parte de un universo compartido: la sorpresa no llegó sino hasta unos 15 minutos antes de terminar la película. La última escena muestra a David Dunn atento a las noticias que reportan la existencia de Crumb, cuya colección de personalidades le ha otorgado el nombre de La Horda. Así fue como el universo Shyamalan de superhéroes en el mundo real quedó oficialmente inaugurado, 16 años después de haber nacido y cambiado la forma de narrar los relatos superheroicos.

EL HOMBRE QUE NO SE ROMPE

articleRead

You can read up to 3 premium stories before you subscribe to Magzter GOLD

Log in, if you are already a subscriber

GoldLogo

Get unlimited access to thousands of curated premium stories, newspapers and 5,000+ magazines

READ THE ENTIRE ISSUE

Enero 2019