Harry de Inglaterra: la profunda herida de la que nunca se ha curado

REVISTA SEMANA|Febrero 26, 2020

Harry de Inglaterra: la profunda herida de la que nunca se ha curado
La trágica muerte de su madre, Diana de Gales, cuando solo tenía 12 años, le ha dejado secuelas emocionales que han marcado la vida del príncipe

LOS duques de Sussex continúan ‘desaparecidos’ tras el anuncio, el pasado 8 de enero, de su retirada de la realeza británica. Una vez fijados los términos junto con la reina Isabel, Harry de Inglaterra y Meghan Markle ahora están en el camino de lograr esa “vida independiente” que tanto desean.

El pasado 21 de enero el príncipe volaba de regreso a Canadá para reencontrarse con su esposa y su hijo, Archie Harrison, y desde entonces apenas se les ha visto en público. Incluso advirtieron con tomar medidas legales contra los fotógrafos apostados a las puertas de su residencia en Victoria, situada cerca de Vancouver. Los peores demonios resucitaban... Y esos tienen que ver con la madre de Harry.

Problemas de ansiedad

El príncipe siempre ha culpado a los paparazzi de la trágica muerte de Diana de Gales, el 31 de agosto de 1997, en un accidente de coche en París. El pasado verano incluso lo recordaba en una polémica entrevista, haciendo hincapié en el supuesto acoso mediático que sufría su esposa. Todo eran señales que al final han ido desencadenando la decisión del Megxit o el Sussexit.

articleRead

You can read up to 3 premium stories before you subscribe to Magzter GOLD

Log in, if you are already a subscriber

GoldLogo

Get unlimited access to thousands of curated premium stories and 5,000+ magazines

READ THE ENTIRE ISSUE

Febrero 26, 2020