SABORES DE VIDA - VÍCKO MORALES

Caras México|Junio 2020

SABORES DE VIDA - VÍCKO MORALES
Su historia es un ir y venir por el mundo en busca de él mismo y del platillo perfecto. Hoy día, a sus 36 años de edad, se posiciona como chef ejecutivo del restaurante Aitana.
Cecilia Morales Andere

Víctor Morales nos invita a conocer su vida desde la infancia hasta las pasiones que lo mueven en la actualidad. Algo muy característico de su personalidad es la curiosidad e inquietud que siempre sintió por conocer diferentes países, culturas y, sobre todo, la gastronomía de cada región. Ciudadano estadounidense por nacimiento (San Diego, California) y mexicano por elección, es el segundo hijo del matrimonio que formaron los señores María Gabriella Macfarland Cota y Víctor Francisco Morales Guiza.

Es Ensenada, Baja California, la ciudad que lo vio crecer. Su familia y la naturaleza rodearon sus primeros años, junto a su bicicleta con la que exploró el mundo al pasar un sinfín de tardes en la arena, lugar ideal para catar las diferentes texturas y sabores de pescados y mariscos. “Pude vivir entre el mar y las montañas, con bastantes actividades en un mismo lugar, que además ofrece muy buen producto gastronómico”, cuenta Vícko.

Desde niño acompañó a su padre a practicar la caza deportiva. “Era estar un ratito con mi papá, tíos y abuelos para convivir y relajarnos. Puede ser, que por esto me guste tanto la cocina silvestre”, comenta Víctor. Esta afición lo expuso a diferentes tipos de fauna como patos, faisanes y codornices; en un ambiente que le enseñó el respeto, manejo, métodos de elaboración y tiempos de cocción de los alimentos que después degustaban en familia.

Conforme crecía -durante la adolescencia y en compañía de sus amigos-, tomó el gusto de salir a comer a los foodtrucks de su localidad. Los platillos que más le gustaban en ese entonces eran los ceviches y las almejas, por mencionar algunos.

A los 18 años decide abandonar su casa y cruzar la frontera para iniciar el tronco común de una licenciatura en su ciudad natal. Sin sospechar que, un año más tarde, el destino lo invitaría a explorar nuevos países para establecerse más adelante, solo y del otro lado del mundo.

FRESCURA en el paladar

Es notoria la influencia que tuvo desde niño para distinguir y perfeccionar los diferentes sabores y texturas de la cocina silvestre.

Durante su niñez aprendió la caza deportiva que practica hasta hoy.

Orgulloso recibe los insumos para revisar su frescura y calidad.

articleRead

You can read up to 3 premium stories before you subscribe to Magzter GOLD

Log in, if you are already a subscriber

GoldLogo

Get unlimited access to thousands of curated premium stories and 5,000+ magazines

READ THE ENTIRE ISSUE

Junio 2020