Francisco Toledo (1940-2019) – Una herencia invaluable
Caras México|Octubre 2019
Francisco Toledo (1940-2019) – Una herencia invaluable
Paradójica y lamentablemente, el considerado artista vivo más importante de México ha muerto. Sin embargo, su legado para el país y el mundo no sólo es su admirable y vasta producción artística. También lo son sus valiosas aportaciones al fomento y difusión culturales, así como su incansable apoyo a las luchas políticas, las causas sociales y las iniciativas a favor del ambiente.
Por Luis Felipe Brice

Nacido en el hogar de una familia de origen zapoteco, Francisco Benjamín López Toledo llegó al mundo en Juchitán, Oaxaca, el 17 de julio de 1940. Imbuido de las ricas expresiones culturales de su estado, inició su formación artística en la Ciudad de México. Primero en el taller del grabador Arturo García Bustos, miembro del grupo “Los Fridos”, conformado por los alumnos de la pintora Frida Kahlo, y luego en la Escuela de Diseño y Artesanías del Instituto Nacional de Bellas Artes.

Su talento era tal que a los 19 años y ya con el nombre artístico de Francisco Toledo, presentó sus primeras dos exposiciones. Una tuvo lugar en la Galería Antonio Souza, en la capital mexicana, y la otra, en el Fort Worth Center, en Texas. En 1960, cruzó el Atlántico para radicar en la meca del arte y la bohemia: París. Ahí completó su formación en el taller del británico Stanley Hayter, quien es considerado uno de los grabadores contemporáneos más destacados. En la Ciudad Luz también expuso su obra, así como en Toulouse, Londres y Nueva York, por lo que adquirió notoriedad internacional por la singular estética de sus creaciones, plenas de contenidos míticos y místicos de origen indígena.

articleRead

You can read up to 3 premium stories before you subscribe to Magzter GOLD

Log in, if you are already a subscriber

GoldLogo

Get unlimited access to thousands of curated premium stories, newspapers and 5,000+ magazines

READ THE ENTIRE ISSUE

Octubre 2019