Crímenes exclusivos
Caras México|Septiembre 2020
Crímenes exclusivos
Al menos 70 víctimas dejó la red de trata infantil que Jeffrey Epstein y Ghislaine Maxwell crearon para la élite. Aún es un misterio cuántos conformaron este grupo, será en su juicio cuando podrían confirmarse apellidos como Clinton, Trump, Jagger, Spacey y más.

Al momento de su detención, el FBI había identificado a más de 30 víctimas potenciales de Jeffrey Epstein, el financiero que tejió una exclusiva red de trata de menores de edad. Incluso antes de que la Agencia Federal de Investigaciones de Estados Unidos tuviera en el radar al magnate, el diario Miami Herald ya había localizado entre 70 y 80 adolescentes que fueron abusadas, física y mentalmente por Epstein.

Pero todo parece indicar que el multimillonario no construyó solo su organización piramidal. Varias de las denunciantes han señalado a Ghislaine Maxwell, socia y ex pareja de Epstein, como la principal reclutadora de la red. “Ghishlaine controlaba a las chicas, era como la madame. (...) Ella sabía lo que le gustaba a Jeffrey. Con intimidación mantuvo los estándares de él, amenazaba a las chicas, así que esto fue un esfuerzo en conjunto”, dijo para el programa BBC Panorama una de las víctimas, Sarah Ransome.

Tras el arresto de Epstein, Ghislaine desapareció completamente de la vida pública y nadie vislumbró lo que ocurriría el pasado 2 de julio: Maxwell fue arrestada por el FBI, a un año de que detuvieran a su amigo y a casi 12 meses de que él apareciera muerto en su celda.

Ahora, ella permanece en el Centro Correccional Metropolitano de Nueva York —considerado por algunos como el Guantánamo de NY— en espera de su juicio, el cual está programado para 2021. ¿Pero qué camino tomó la socialité inglesa para llegar a la misma prisión donde estuvo “el Chapo”?

AMISTADES DE ALTO PELIGRO

Ghislaine Maxwell nació en la Navidad de 1961 y desde entonces ha sido parte del jet set inglés. Ella es la hija menor de Elisabeth Meynard, una reconocida investigadora francesa, y Robert Maxwell, un multimillonario británico dueño de medios de comunicación. Así que los lujos la acompañaron desde el primer momento: creció en una mansión de 53 habitaciones, estudió en los mejores colegios de la región —como el Marlborough College— y fue a la Universidad de Oxford, donde obtuvo su licenciatura e hizo algunas maestrías.

Era común que los Maxwell, un día cualquiera, zarparan en su yate para pasar unos días en altamar, y entre sus amigos cercanos había aristócratas y miembros de la realeza, como el príncipe Andrew, el tercer descendiente de la reina Elizabeth.

La suerte de la familia cambió en 1991, cuando Robert Maxwell murió bajo circunstancias un tanto turbulentas, mientras viajaba en su bote. El barón dejó como herencia una enorme deuda y la revelación de que había utilizado los fondos de retiro de sus empleados para salvar sus negocios. En ese momento, la joven decidió refugiarse en un modesto departamento en Nueva York, donde trabajó como consultora de empresas y en la industria inmobiliaria. Poco tiempo después fue que conoció a Epstein.

articleRead

You can read up to 3 premium stories before you subscribe to Magzter GOLD

Log in, if you are already a subscriber

GoldLogo

Get unlimited access to thousands of curated premium stories, newspapers and 5,000+ magazines

READ THE ENTIRE ISSUE

Septiembre 2020