¿La OIC perdió el rumbo?
Revista Summa|Agosto 2020
¿La OIC perdió el rumbo?
LA DECISIÓN DE GUATEMALA DE SALIR DEL PRINCIPAL ENTE RECTOR RELACIONADO CON LA PRODUCCIÓN Y COMERCIALIZACIÓN DE CAFÉ HA PUESTO EN DISCUSIÓN SI EL FUNCIONAMIENTO DE LA ENTIDAD ES EL IDÓNEO.
Alejandra Soto

Un reporte de la OIC de mayo destaca a Guatemala entre los 10 principales exportadores de café en el periodo de 2015 a marzo 2020.

A partir de octubre de este año, Guatemala dejará de pertenecer a la Organización Internacional del Café (OIC), entidad de la que era miembro desde su creación, en 1963. La inconformidad y decepción data de varios años atrás, pero fue hasta ahora que se logró un consenso entre las autoridades de gobierno y el sector cafetalero para abandonar el ente al considerar que se ha vuelto inoperante. “El Consejo de Política Cafetera recomendó al Estado de Guatemala denunciar el Acuerdo Internacional del Café de 2007, procedimiento indicado para retirarse de esta organización, que no apoya los intereses de los productores, no cumple con su papel de buscar consensos ni contribuye a solucionar la problemática actual de la caficultura”, aseguran los líderes de la Asociación Nacional del Café (Anacafé). Ricardo Arenas, embajador en misión especial para atender los intereses del café de Guatemala y representante del presidente Alejandro Giammattei ante la Junta Directiva de Anacafé, explica que desde 2014, y más enfáticamente en 2017, varios países productores miembros, incluido Guatemala, lanzaron propuestas para que se lleve a cabo una reestructuración de la OIC, en aras de que cumpla con su rol acorde con los nuevos tiempos y las transformaciones del mundo del café. Sin embargo, no ha habido un pronunciamiento al respecto ni intención de atender los planteamientos.

Medidas alternas

Anacafé y el gobierno de Guatemala trabajan en la identificación y generación de otras opciones de apoyo de carácter regional y multilateral para hacer frente a los retos que afronta la cadena productiva del café, como:

  • Fortalecimiento del consumo regional, a través de políticas de fomento, promoción, mercadeo y posicionamiento de los cafés locales, valorizándolos por su calidad, precio y la dignificación de las familias productoras.

  • Consolidar el Programa Cooperativo Regional para el Desarrollo Tecnológico y Modernización de la Caficultura (PROMECAFE).

  • Construir alianzas con organizaciones de países productores de las diferentes regiones del mundo.

articleRead

You can read up to 3 premium stories before you subscribe to Magzter GOLD

Log in, if you are already a subscriber

GoldLogo

Get unlimited access to thousands of curated premium stories, newspapers and 5,000+ magazines

READ THE ENTIRE ISSUE

Agosto 2020