Switch to previous version of Magzter
Rendir Cuentas
Rendir Cuentas

C. Chaurand Arzate Presidente del Tribunal Federal de Justicia Administrativa.

Elia Baltazar

El Sistema Nacional Anticorrupción (SNA), que arrancó acéfalo y sin el nombramiento de magistrados, permitirá que particulares y no solo funcionarios públicos puedan ser objeto de sanción por actos de corrupción graves. Para ambos casos, el órgano responsable de fincar responsabilidades será el Tribunal Federal de Justicia Administrativa (TFJA), que desde el 19 de julio tiene la tarea de desahogar los casos que presenten los órganos internos de control de las dependencias y la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

El magistrado presidente del TFJA, Carlos Chaurand Arzate, afirma en entrevista con Obras que el Sistema Nacional Anticorrupción (SNA) “es un cambio trascendente para el país”, pero advierte que aún falta camino que recorrer para asentarlo, porque seguramente necesitará adecuaciones que se irán resolviendo con el paso del tiempo. “El SNA tiene aportaciones de mucha gente, y eso dificulta la redacción de un cuerpo normativo adecuado. En consecuencia, vamos a tener que esperar a las interpretaciones que dé el Poder Judicial de la Federación, por medio de los tribunales colegiados, o la misma Suprema Corte de Justicia de la Nación en cuanto a la jurisprudencia que habrá que aplicarse en los casos en que la norma no esté lo suficientemente clara”, apunta.

Chaurand Arzate sabe que hay expectación sobre los resultados que arroje el SNA en el castigo a responsables de actos graves de corrupción. Pero habrá que tener paciencia y limitar las expectativas, porque “la corrupción va mucho, pero mucho más allá de la simple entrada en vigor de un sistema o de una estructura administrativa que la combata”, afirma.

Continue Reading with Magzter GOLD

GoldLogo

Get unlimited access to thousands of curated premium stories and 5,000+ magazines

READ THE ENTIRE ISSUE

Agosto 2016 - 536