Femsa El Desafio De La Sostenibilidad
Mundo Ejecutivo|Enero 2019
Femsa El Desafio De La Sostenibilidad

De Acuerdo Con José Antonio Fernández Carbajal, Presidente Del Consejo De Administración De La Compañía, Mantener Buenas Relaciones En Las Comunidades Donde Operan, Con El Gobierno Y Cumplir Con Sus Obligaciones Fiscales, Han Sido Factores Para Detonar Su Éxito Donde El Capital Humano Es Visto Como Su Más Grande Valor

Angel Hernández Murillo 

Por sí sola, la palabra FEMSA remite a la empresa más fuerte en bebidas y alimentos en México. Sin duda, sus distintos productos y servicios (por ejemplo Coca Cola y Oxxo) están en el top of mind de un importante número de consumidores quienes además, asocian a Fomento Económico Mexicano S.A. de C.V. (FEMSA), con una organización comprometida con la sustentabilidad.

Promovemos una cultura de liderazgo caracterizada por el respeto y el ejemplo positivo. Estamos convencidos que empresas responsables como FEMSA le hacen mucho bien a México".

José Antonio Fernández Carbajal, presidente del Consejo de Administración de FEMSA

A nivel regional, Fundación FEMSA (creada en 2008) ha invertido más de 35.2 millones de dólares y también ha logrado sumar 104 millones de dólares con sus más de 250 socios para maximizar su impacto. Hoy, son más de 17.4 millones de personas de mil 600 comunidades en América Latina quienes han sido beneficiadas a través de sus proyectos.

En este sentido y a lo largo de su historia, “FEMSA ha privilegiado el respeto por la dignidad humana por encima de cualquier consideración económica”, comenta para Mundo Ejecutivo José Antonio Fernández Carbajal, presidente del Consejo de Administración de la empresa.

Recuerda que recién fundada en 1890, la Cervecería Cuauhtémoc ya proporcionaba vales para atención médica, daba apoyo para la renta de casas y créditos para la compra de terrenos. “Después, en 1905 se constituyó la Sociedad Mutualista Cuauhtémoc e inició también la Escuela Politécnica Cuauhtémoc, en donde los colaboradores y sus hijos tenían acceso a la educación primaria, secundaria y técnica de manera totalmente gratuita. Esta política social era inusual en México”, asegura el entrevistado.

Hacia 1918, y en momentos complejos, trabajadores y directivos de Cervecería Cuauhtémoc establecieron la Sociedad Cuauhtémoc y FAMOSA (SCyF) con la convicción de que lo más trascendente en toda empresa, es el bienestar y el desarrollo integral de los trabajadores y sus familias.

“El objetivo era impulsar el trabajo y el ahorro. Se consideró que los pilares para el bienestar de los colaboradores eran el esfuerzo para obtener un salario y la formación de un patrimonio para sus familias. Para promover estas ideas, se editó en 1921 la revista “Trabajo y Ahorro”, que hoy se sigue publicando y es considerada la más antigua de México”, platica José Antonio.

Años después y bajo el liderazgo de Don Eugenio Garza Sada, SCyF integró, aumentó y mejoró poco a poco los beneficios a los colaboradores. En las décadas siguientes a su creación, todos los empleados y operarios de la compañía y sus fábricas filiales ya eran agremiados y gozaban, por ejemplo, de servicio médico en consultorios propios, acceso a una caja de ahorros y préstamos, un centro recreativo para actividades culturales y deportivas, instituciones educativas propias, becas para estudios superiores, servicios de despensa, asesoría en temas legales y créditos hipotecarios para adquirir un patrimonio.

Fue en Monterrey, en Cervecería Cuauhtémoc, en donde se presentaron las primeras iniciativas para beneficiar a los trabajadores mexicanos, adelantándose, inclusive por casi 50 años, a la creación de leyes y organismos públicos que darían estas prestaciones de forma obligatoria para todos los trabajadores de México.

La satisfacción con el consumidor ha sido el enfoque de la compañía y, sin embargo, en su producción, ha estado implícito el riesgo del uso desmedido de recursos como el agua y energía eléctrica.

Desde su óptica, la sostenibilidad es la capacidad de generar las condiciones sociales, ambientales y económicas para operar en el presente y seguir creciendo en armonía con el entorno y la sociedad hacia el futuro.

Por ello, comenta el presidente del consejo, sus acciones se centran en torno a tres áreas prioritarias para la empresa, pero sobre todo para la comunidad:

1) AGUA, al optimizar su consumo para reducir la huella hídrica a través de Fundación FEMSA y tecnología.

Como socios de The Nature Conservancy, el Banco Interamericano de Desarrollo y el Fondo para el Medio Ambiente Mundial, FEMSA ha ampliado el rango de sus iniciativas relacionadas con el agua más allá de la conservación.

articleRead

You can read up to 3 premium stories before you subscribe to Magzter GOLD

Log in, if you are already a subscriber

GoldLogo

Get unlimited access to thousands of curated premium stories, newspapers and 5,000+ magazines

READ THE ENTIRE ISSUE

Enero 2019