El Basquetbol Hace Su Entrada Al Negocio Deportivo
Forbes México|Octubre - Noviembre 2019
El Basquetbol Hace Su Entrada Al Negocio Deportivo
El basquetbol organizado atrae inversionistas, patrocinadores y plataformas de transmisión digital. La llegada de Francisco González, de Grupo Multimedios, fue como un enceste de tres puntos, y lo pone a un paso de convertirse en un negocio redituable.
Ivan Perez

La misma noche que el basquetbolista Kobe Bryant se retiró, nació, en el sofá de una sala, Capitanes de la CDMX. “Y, ahora, ¿qué hacemos?”, preguntó el accionista de Accendo Banco y empresario de arte, Moisés Cosío, a su amigo Rodrigo Trujillo.

Ellos dedicaban tres horas a la semana a reunirse y ver los partidos de los Lakers de Los Ángeles. Kobe no es cualquier personaje para Cosío: es su inspiración de vida; así que, desde la nostalgia del adiós de su ídolo, decidió, junto con Rodrigo, que quería tener un equipo.

“Cuando me levanto, siento que me pongo el uniforme de Capitanes. Aunque vaya a otro asunto de negocios, pienso que el día será como un partido y salgo concentrado en las cosas que tengo que hacer. ¿Suena cursi?”, pregunta Moisés, mientras ríe tímidamente.

“Nosotros no entramos por [hacer] negocio. Muchos me preguntan por qué invertí, qué vi [en ese nicho]. Para ser sincero, si hubiéramos sabido las grillas que englobaba el basquetbol en ese momento, la verdad no hubiéramos puesto dinero”, dice a Forbes México el accionista mayoritario de Capitanes.

Casi un año después, en 2018, Sergio Ganem Jr, presidente de la Liga Nacional de Baloncesto Profesional (LNBP), anunció, en la televisión de Monterrey, que Grupo Multimedios adquiría 50% de su equipo Fuerza Regia; y, meses más tarde, informaba que el mismo grupo empresarial compraba cuatro franquicias más.

Hoy, Multimedios es dueño al 100% de cuatro equipos, además de tener una participación en los Astros de Jalisco y la mitad de la propiedad de Fuerza Regia.

“Estamos orgullosos de que empresarios de alta calidad y responsables, como Grupo Multimedios, esténcon la liga, porque le da certidumbre y viabilidad. Así valora Ganem la participación de la empresa que lidera Francisco González.

¿POR QUÉ DECIDIERON ENTRAR AL NEGOCIO DEL BALONCESTO?

“Apostamos a dar deporte en donde tenemos negocios [en radio, televisión o prensa]. De esa manera, los vamos a apalancar para que la plaza no se quede chica”, dijo Israel Gutiérrez, representante de Grupo Multimedios, a este reportero en noviembre del año pasado.

Cosío, junto con un grupo de inversionistas, y Grupo Multimedios, son los socios con mayor capital de la LNBP y representan los intereses de siete de los 17 equipos que disputan el campeonato.

La LNBP no es la misma desde hace tres años. Para empezar, ahora tiene, incluso, nombre propio: Liga SiSNova. ¿Cuál ha sido la clave para que, por fin, otro deporte, además del futbol y el beisbol, esté ante la posibilidad de convertirse en un negocio rentable? (como ya ocurrió con SisNova, que pertenece al doctor y empresario Paulino Decanini) debe poner sobre la mesa entre 120 y 160 mdp, según su presidente.

Hace tres años, el volumen de negocio era de 200 mdp y el naming estaba valorado en 80 mdp. Es indudable, pues, que ha crecido financieramente el torneo profesional de baloncesto mexicano.

JUGADA. Moisés Cosío, accionista mayoritario de los Capitanes de la CDMX, quiere posicionar el baloncesto.

¿CÓMO PODRÍAMOS DEFINIR LA CULTURA EMPRESARIAL Y LABORAL DE LA LNBP?

Cosío (quien tiene en su oficina, además de obras de arte, algún jersey de la NBA y de Capitanes, y balones de baloncesto) dice que podría resumirlo en que ahora las juntas pueden durar más de seis horas y enfrascarse en discusiones fuertes. “[Y luego] tomar un café, como si nada, y hasta ser amigos. Esa filosofía no existía, pero hoy todos los inversionistas sentimos que estamos a un paso de dar ese salto que necesitamos para potencializar y hacer más grande la liga”.

Es verdad. La LNBP tiene mejores finanzas y empresarios que apuestan su dinero, pero también es cierto que, en algunos casos, a los equipos todavía les cuesta arrancar la temporada, como a los Pioneros de Cancún, un equipo clásico en el baloncesto mexicano, que, este año no cumplió con los requisitos administrativos y financieros, y se quedó fuera.

Otro ejemplo fueron los Aguacateros de Michoacán, un equipo con inversión de empresarios locales, que estuvo recientemente envuelto en la polémica porque Gustavo Ayón, el mejor basquetbolista mexicano de la década, quería invertir en el equipo, pero no lo hizo porque, aseguró, la “LNBP no quiere que él esté ahí”.

articleRead

You can read up to 3 premium stories before you subscribe to Magzter GOLD

Log in, if you are already a subscriber

GoldLogo

Get unlimited access to thousands of curated premium stories, newspapers and 5,000+ magazines

READ THE ENTIRE ISSUE

Octubre - Noviembre 2019