EL ÉXITO VIRAL DE ZOOM

Forbes México|Mayo 2020

EL ÉXITO VIRAL DE ZOOM
ERIC YUAN ESTÁ AYUDANDO A MILLONES DE PERSONAS A SOBREVIVIR A LA DISTANCIA SOCIAL, AL DAR, DE FORMA GRATUITA, SU HERRAMIENTA DE VIDEOCONFERENCIAS, ZOOM. ESE MOVIMIENTO LE ESTÁ GANANDO MUCHO RESPETO Y, CUANDO LA PANDEMIA HAYA PASADO, EL NEGOCIO DEL MULTIMILLONARIO SERÁ, PROBABLEMENTE, MÁS FUERTE QUE NUNCA. PERO, EN MEDIO DE UNA CRISIS GLOBAL, ¿PODRÁ SU APLICACIÓN MANTENER UN PICO DE 610% EN EL TRÁFICO VIRTUAL DURANTE LA NOCHE Y EL ESCRUTINIO DEL PRIME TIME?
ALEX KONRAD

Los hijos del ceo de Zoom, Eric Yuan, finalmente se preocupan por lo que hace su padre para ganarse la vida. Claro, estuvieron allí esa mañana, en abril de 2019, cuando Yuan, fundador de la compañía de videoconferencias más popular del mundo, tocó el timbre de apertura en el Nasdaq, con el debut de Zoom en el mercado de valores, firma que lo convirtió en un billionaire. Pero no fue sino hasta un lunes, a mediados de marzo, que la hija del empresario, que cursa octavo grado, obligada a atender la escuela por vía remota, por el coronavirus, finalmente tuvo una pregunta sobre el trabajo de su padre. “Ella nunca me preguntó qué estaba haciendo”, dice Yuan, radiante. “Por primera vez, paró y dijo: ‘Papá, ¿cómo levantas la mano en Zoom?’”.

El hijo de Yuan, estudiante de primer año de universidad, también se ha convertido en usuario de Zoom por la emergencia. “Le dije a mi hijo: ‘Por fin me di cuenta de por qué estaba trabajando tan duro”, comenta Yuan. “Me di cuenta, tal vez, de que construí estas herramientas sólo para que las uses en tu clase en línea ahora”. Este nuevo respeto que ganó no fue suficiente para evitar que los chicos lucharan con papá por el WiFi de la familia, bromea Yuan, de 50 años.

Bienvenido a la nueva vida familiar de trabajo desde casa: conducida, cada vez más, por Zoom. A medida que el SARS-Cov-2 avanza por el planeta y pone ciudades en cuarentena, acorrala la movilidad de los Estados y cierra las puertas físicas de escuelas y universidades, Zoom se ha convertido en una de las herramientas líderes para mantener el funcionamiento de las empresas, el trabajo académico de los estudiantes y la recreación de la gente, a través de fiestas de cumpleaños virtuales, happy hours y clases de yoga.

El último sábado de marzo, casi 3 millones de personas en todo el mundo descargaron la aplicación de Zoom en sus dispositivos móviles por primera vez, un récord para la compañía, lo que eleva el número de descargas desde su salida a bolsa (en abril de 2019) a más de 59 millones, según la firma de inteligencia móvil Apptopia. Recientemente, Zoom ocupó el primer lugar entre todas las aplicaciones gratuitas en la App Store de Apple, por delante de Google, WhatsApp e, incluso, TikTok, la favorita de la generación Z. Nada de eso representa los millones que sintonizan a través de una computadora portátil o de escritorio.

Todo esto ha llevado a Zoom, con sede en San José, California, a una nueva estratósfera financiera. Sus acciones han subido 143% desde la salida a bolsa, y 44% en el último mes, en un momento en que el S&P 500 cayó un 11%, lo que le da a la compañía una capitalización de mercado de 42,000 millones de dólares (mdd) y, a Yuan, un patrimonio neto de 5,500 mdd, lo que lo convierte en uno de los recién llegados a la lista de los más ricos, hechos por sí mismos, de “Forbes Billionaires 2020”. Incluso antes de la propagación de la enfermedad Covid-19, Zoom estaba en racha ganadora, con, al menos, 81,000 clientes premium, incluidos Samsung y Walmart. Se registraron ingresos de 623 mdd y ganancias netas de 25 mdd durante el año fiscal que finalizó en enero de 2020, un 88% y un 234% más, respectivamente.

Zoom no es sólo uno de los favoritos de Wall Street: también es un fenómeno de las redes sociales. En Twitter, TikTok y en otros lugares, Zoom se ha vuelto viral, toda una hazaña para un software empresarial. “Acabo de recibir un correo electrónico de un profesor: ‘Como recordatorio, se requiere que use ropa durante las reuniones de Zoom”.

“Las reglas se fijan cuando se hacen necesarias, no antes”, bromeó un usuario de Twitter, obteniendo más de 85,000 “me gusta”. Otro, con 21,000 “me gusta”, apuntó: ‘Lol, ¿pensaste que eras mejor que yo porque fuiste a Harvard?’ Ahora todos asistimos a Zoom University’”. La verdadera Harvard está impartiendo todas sus clases restantes vía (¿qué otra?) Zoom.

Gran parte del auge de Zoom se debe a la decisión de Yuan de proporcionar acceso gratuito ilimitado, primero a las regiones afectadas en China y, luego (a mediados de marzo), a todas las escuelas cerradas en Estados Unidos, Italia y Japón. Desde entonces, ha ampliado la oferta a escuelas en al menos otros 19 países; alrededor de 84,000 se han inscrito. Si agregamos a eso millones de nuevos usuarios individuales que aprovechan los chats de video complementarios de 40 minutos de Zoom (disponibles para cualquier individuo o grupo con menos de 100 participantes), que ya eran gratuitos antes de la pandemia, la respuesta es más clara.

Zoom no dirá cuánto dinero está costando todo este servicio gratuito, pero el analista de Stifel, Tom Rodick estima la cuenta adicional entre 30 y 50 mdd. Todas esas personas están absorbiendo el ancho de banda costoso, lo que significa que Zoom quizá tenga que invertir en recursos en la nube como un punto intermedio, estima Sterling Auty, analista de JPMorgan Equity Research.

articleRead

You can read up to 3 premium stories before you subscribe to Magzter GOLD

Log in, if you are already a subscriber

GoldLogo

Get unlimited access to thousands of curated premium stories and 5,000+ magazines

READ THE ENTIRE ISSUE

Mayo 2020