Lecciones de una supermodelo y nerd
Entrepreneur en Español|Diciembre 2019
Lecciones de una supermodelo y nerd
Karlie Kloss, supermodelo y fundadora de la escuela de programación Kode With Klossy, está creando oportunidades para una nueva generación de mujeres.
Por Stephanie Schomer

La vista es impresionante desde el piso 34 de este edificio en el centro de Manhattan. Afuera de las ventanas, que van desde piso a techo, el día es claro y brillante, pero a las 24 adolescentes que ocupan este espacio parece no importarles. Su nariz está metida en las MacBooks, mientras un soundtrack de Disney suena de fondo. Después de todo, hay trabajo por hacer: son estudiantes de la escuela de programación sin fines de lucro Kode With Klossy, y la tarea de la jornada es diseñar y programar una galería de fotos en línea.

Están tan concentradas en su labor que no se dan cuenta cuando entra la famosísima creadora del campus. “¡Hola, chicas!”, les dice Karlie Kloss, entusiasta de la programación, supermodelo y anfitriona de Project Runway.

Las chicas parecen aturdidas. Sus ojos se agrandan cuando se miran asintiendo en silencio con entusiasmo compartido, pero antes de que puedan hacer algo más, Kloss, de 27 años, está revisando su trabajo y coloca su 1.88 metros de estatura en cuclillas para estar a la altura de sus estudiantes y de sus pantallas. Durante los siguientes 90 minutos les hace preguntas sobre programación y sus planes para el futuro, aunque la conversación ocasionalmente se desvía hacia Harry Potter y las galletas con chispas de chocolate.

Sí, todo es un poco surrealista dentro de esta habitación y puede verse aún más desde el exterior. Kode With Klossy opera en 16 ciudades de Estados Unidos. Este año, a casi mil mujeres jóvenes les dio la oportunidad (gratuita) de aprender una habilidad crítica: programación. Esto ha atraído una amplia gama de apoyo, aunque también el inevitable escepticismo. Después de todo, se supone que las supermodelos no saben programar.

Kloss lo ha escuchado antes y tiene una respuesta directa. “Hay muchos conceptos erróneos acerca de ser una modelo y cómo se correlacionan directamente con su intelecto. Sí, soy modelo; sí, soy mujer, y sí, estoy interesada en estas áreas. Creo que muchas otras mujeres jóvenes lo están también y merecen la oportunidad de aprender y decidir por sí mismas si pertenecen a este ámbito o no”, comenta.

Karlie tiene cuidado de nunca señalarse como experta en el mundo de la informática. Es una entusiasta: puede escribir código, pero se considera una estudiante perpetua del oficio y una persona no definida por las expectativas de los demás. Espera que esa sea la sensibilidad con la que saldrán sus alumnas. Más que alcanzar cualquier nivel de experiencia en programación, quiere que las alumnas de Kode With Klossy aprecien el poder de la curiosidad y la disposición a hacer preguntas.

Ella dice que le debe su carrera a este instinto y que continuará usándolo en la medida en que su vida profesional evolucione.

Mientras Karlie hace su ronda en la escuela, una joven elogia a los instructores, pero se disculpa tímidamente por hacerles demasiadas preguntas. “¡No, no te disculpes!”—dice Kloss enfáticamente—. Para eso están aquí. Siempre debes hacer tus preguntas.

ENTENDER LA TECNOLOGÍA

Kloss creció en St. Louis, Misuri, con su madre, su padre y sus tres hermanas. A los 13 años participó en un desfile de caridad local y fue descubierta. A los 15 años caminaba sobre las pasarelas de Calvin Klein. En los años que siguieron se convirtió en una de las caras favoritas de la moda, adornando innumerables pasarelas y portadas de revistas (suma 40 ediciones de Vogue a la fecha).

Para 2014 quería más. “Tenía 21 años. Era un poco veterana en el mundo de la moda y no sentía que hubiera retos en el camino”, reconoce Karlie. “Estaba asombrada de lo que pasaba con la tecnología, pero un poco frustrada porque no lo entendí. ¿Por qué ciertas personas saben cómo escalar negocios e ideas y resolver problemas? ¿Qué es lo que ciertas personas –principalmente hombres, altamente intelectuales, o que al menos se perciben como superinteligentes– saben que el resto del mundo no?

1,000 MUJERES JÓVENES

HAN TENIDO LA OPORTUNIDAD GRATUITA DE APRENDER PROGRAMACIÓN, UNA HABILIDAD CRÍTICA.

articleRead

You can read up to 3 premium stories before you subscribe to Magzter GOLD

Log in, if you are already a subscriber

GoldLogo

Get unlimited access to thousands of curated premium stories, newspapers and 5,000+ magazines

READ THE ENTIRE ISSUE

Diciembre 2019