INDUSTRIA INMOBILIARIA
Alto Nivel|Marzo 2020
INDUSTRIA INMOBILIARIA
2020, AÑO CLAVE PARA DESPEGUE DEL SECTOR

La decisión de Banxico de reducir la tasa de interés de referencia en un cuarto de punto porcentual, para llevarla a 7% (su quinta baja de forma consecutiva), un tipo de cambio estable y una inflación controlada (3.94% en febrero); y la entrada en vigor del T-MEC, no solo compensará el efecto negativo del bajo crecimiento de la economía (-0.1%), sino que seguirá haciendo de México un país atractivo para las empresas multinacionales y fondos de inversión, lo que permitirá que la industria inmobiliaria despegue este año.

Los especialistas del sector inmobiliario tienen muy claro que la falta de certidumbre en el primer año de la nueva administración, debido a la cancelación de proyectos como el Aeropuerto de Texcoco, los constantes ataques en contra de la inciativa privada y el nulo crecimiento de la economía (-0.1%, la primera lectura negativa anual para la actividad económica desde 2009, derivado de un debilitamiento de la producción industrial); aunado al endurecimiento de las reglas de construcción en la Ciudad de México, el mercado inmobiliario más grande del país; y el retraso de la ratificación del T-MEC por parte de Estados Unidos, propiciaron que la inversión nacional en la industria se frenara y la edificación de centros comerciales, naves industriales y vivienda creciera a un menor ritmo, al posponerse nuevos proyectos.

No obstante, indicadores como la estabilidad en el tipo de cambio y una inflación baja, así como el conflicto comercial entre EU y China, atrajo a empresas multinacionales a nuestro país, lo que finalmente impulsó la demanda de espacios de oficinas y naves industriales, permitiendo que el sector cerrara el 2019 con números positivos y alcanzara 10 años consecutivos de crecimiento.

“Lo que genera freno en esta actividad es la incertidumbre, porque los proyectos inmobiliarios son proyectos de largo plazo y lo que vimos el año pasado es que los inversionistas nacionales no estuvieron dispuestos a hacer esa apuesta de largo plazo y pospusieron sus inversiones, pues no ven certidumbre, un rumbo de largo plazo. Por otro lado, las multinacionales siguieron demandando espacios de oficinas y eso es señal de que, desde fuera, el país se ve estable; hay indicadores como el tipo de cambio y la inflación que se han mantenido estables, y eso permite que las empresas extranjeras no se asusten y sigan haciendo sus inversiones”, explica Héctor Klerian, vicepresidente ejecutivo de JLL México.

En entrevista con Alto Nivel, el directivo dice que, a pesar del escaso crecimiento registrado, el 2019 fue un año regular y no dramáticamente malo, pues hubo sectores que la libraron mejor que otros.

La inercia que trae la industria inmobiliaria desde años atrás alcanzó para que el sector tuviera un buen año en 2019.

“El sector industrial está muy sano: hay mucha actividad, hay muy poca desocupación o disponibilidad, hubo muchas transacciones de grandes portafolios que cambiaron de manos, así como hubo producto en venta, hubo mucha gente interesada en comprar; así pues, es un sector muy sano, lo cual es una muy buena noticia. El sector industrial responde mucho a la actividad de EU, así que mientras la economía de nuestro vecino del norte se mantenga sana y caminando, aquí habrá buena respuesta y actividad”, comenta.

Javier Camarena, director general de Meor México, un fondo de inversión inmobiliaria con presencia en el extranjero, dedicado a invertir, desarrollar, comprar, vender y rentar cualquier tipo de inmueble, coincide con Klerian e incluso es más optimista. “A nivel industria, nuestra percepción es que fue un buen año; el sector lleva décadas impulsando la economía, ha sido un actor importantísimo y el 2019 no fue la excepción; si bien por el tema de la transición de gobierno, el retraso de la ratificación del T-MEC por parte de EU y la guerra comercial de este con China, se empezó a sentir cautela en la toma de decisiones de empresas e inversionistas, con todo hubo muchísimas oportunidades que se capitalizaron. La inercia que trae la industria desde años atrás alcanzó para que el sector tuviera un buen año”.

De hecho, destaca, 2019 fue el mejor año de Meor, pues la compañía cerró con 150,000 m2 rentables, de los cuales casi 110,000 m2 obedecieron a proyectos industriales, un incremento de más de 35% respecto al año pasado; en comercial se llegó casi a 40,000 m2, en los conocidos como centros comerciales de servicios, lo que significó un crecimiento por arriba del 45% en comparación con 2018. “Invertimos más de 1,500 millones de pesos en más de 20 nuevos proyectos”.

De acuerdo con cifras de JLL, el mercado inmobiliario industrial creció 4.4% en 2019, año en que se alcanzó un inventario de 77.08 millones de m2, una oferta de espacios de 4.27 millones de m2 y una absorción neta de 1.98 millones de m2.

Durante los últimos 11 años, el inventario del mercado industrial ha crecido a una tasa anual de 5.2%, aunque de manera más lenta a partir del 2015. La región norte sigue siendo el mercado con el mayor volumen, distribuido a lo largo de 10 ciudades, con el 53.4% del volumen total, sumando 41.2 millones de m2. El año pasado, la región centro registró una reducción en el crecimiento de su inventario, con un avance marginal de 0.13% respecto a 2018, cuando registró un incremento de 3.9%; mientras que las acciones de los mercados del norte crecieron 5.9%.

RESULTADOS MIXTOS

articleRead

You can read up to 3 premium stories before you subscribe to Magzter GOLD

Log in, if you are already a subscriber

GoldLogo

Get unlimited access to thousands of curated premium stories, newspapers and 5,000+ magazines

READ THE ENTIRE ISSUE

Marzo 2020