Sobre Los Electricos Y La Eficiencia
Automóvil Panamericano|Diciembre 2018, 287
Sobre Los Electricos Y La Eficiencia

En general, me gusta lo que consigue buenos resultados sin alterar mucho el entorno o con pocos recursos, como un coche rápido de con sumo bajo.

Es decir, me agrada la eficiencia por sí misma, independientemente de que sea o no rentable en un plazo dado. Es otro de mis gustos raros. Me parece más frecuente la indiferencia ante el despilfarro que el aprecio por la eficiencia. Quizá se deba a que nuestra civilización procede de dos revoluciones industriales hechas con combustibles fósiles abundantes, baratos y considerados inocuos. Un siglo después del final de la Segunda Revolución Industrial, el alumbrado público ilumina el cielo y, dentro de los edificios, a veces pasamos frío en verano y calor en invierno.

De un coche eléctrico me atrae su eficiencia energética, tanto o más que la ausencia de emisiones o el escaso ruido. Un ejemplo de la magnitud de esa eficiencia: el Hyundai Kona 1.6 CRDI tiene un consumo de gasolina muy bajo: más de 23 km/l. En términos de energía, equivale a 42.8 kWh/100 km. El consumo de energía del Kona eléctrico con la misma potencia es 13.9 kWh/100 km, tres veces menos.

articleRead

You can read up to 3 premium stories before you subscribe to Magzter GOLD

Log in, if you are already a subscriber

GoldLogo

Get unlimited access to thousands of curated premium stories, newspapers and 5,000+ magazines

READ THE ENTIRE ISSUE

Diciembre 2018, 287