Seat Tarraco Listo El Hermano Mayor
Automóvil Panamericano|Octubre 2018, 285
Seat Tarraco Listo El Hermano Mayor

No lo llames Ateca largo, ni XL, ni su versión de siete plazas; dile, sencillamente, SEAT Tarraco. Es el más reciente coche de SEAT —que no el último, toda vez que la marca ya está trabajando con el futuro León—, un modelo con identidad propia, llamado a ser, además, el nuevo buque insignia de la firma. Y ya lo hemos podido ver, tocar y conducir a unos meses de su lanzamiento.

Raúl Roncero

Es cierto que el nuevo SEAT Tarraco no rompe paradigmas a efectos de diseño, aunque sí estrena nuevos códigos que modernizan la línea de la marca, entre ellos, una nueva parrilla y zona frontal en general que se va a convertir en el rostro de próximos nuevos SEAT, como el futuro León. Tampoco los rompe en ciertas áreas técnicas excepto en conectividad, materia en la que la firma española podrá presumir de ser la punta de lanza dentro del Grupo VAG.

Pero el nuevo SEAT Tarraco va ser otro puntal para la marca española para seguir creciendo y, sobre todo, ganando imagen de marca fuera de la Madre Patria. Para quien aún no esté muy puesto en materia de plataformas del Grupo, hay que dejar claro que el Tarraco no es un SEAT Ateca con más distancia entre ejes, como tampoco lo es un VW Tiguan Allspace respecto al Tiguan normal, ni un Skoda Kodiaq en relación al Karoq. Toda esta familia de SUVs se desdobla en dos arquitecturas diferentes, siendo la plataforma MQB A2 la que recibe al trío de camionetas de siete plazas de la casa, cada cual, por cierto, distribuida en un centro de producción diferente logrando así máxima capilaridad industrial: el Kodiaq se produce en la factoría de Kvasiny —República Checa—, el Tiguan Allspace sale de nuestra querida Puebla, mientras que el Tarraco lo hará de la planta alemana de Wolfsburg —junto al Tiguan “a secas”—. Calidad por tanto cien por ciento alemana para el nuevo SUV español que llegará al mercado el próximo año, aunque durante este 2018 vamos a ir “encontrándonos” nuevamente con él en diferentes ocasiones. Por efecto de esa plataforma, el SEAT Tarraco tiene 1.4 cm más de altura libre al suelo al estar sus puntos de unión al piso anclados más altos que en el caso de la arquitectura del Ateca, aunque el centro de gravedad se compensa al disponer de 15 cm más de distancia entre ejes y también mayor amplitud de vías. Skoda Kodiaq y VW Tiguan Allspace han demostrado lo que da de sí cualquier base derivada de MQB, pero SEAT quiere volver a demostrar, como ya ha hecho con el Ateca, la enorme capacidad de su Centro Técnico para afinar el chasís a gusto de quienes quieren algo más que un medio de transporte.

NUESTRO CONTACTO FUE CON UN PAR DE PROTOTIPOS QUE, SI BIEN YA CASI ERAN LOS FINALES, TODAVÍA NECESITABAN AJUSTES. SIN EMBARGO, FUE UN EXCELENTE PRIMER ACERCAMIENTO QUE NOS DEJÓ EN CLARO LAS SERIAS INTENCIONES DEL TARRACO POR SER REFERENCIA.

articleRead

You can read up to 3 premium stories before you subscribe to Magzter GOLD

Log in, if you are already a subscriber

GoldLogo

Get unlimited access to thousands of curated premium stories, newspapers and 5,000+ magazines

READ THE ENTIRE ISSUE

Octubre 2018, 285