SOBERBIOUS Y QUÉ?

Automóvil Panamericano|Junio 2020

SOBERBIOUS Y QUÉ?
Lasoberbia es un pecado capital que consiste en creer que se está por encima de todos. Pero cuando realmente es así, como sucede con estos tres súper-mega-sedanes, no queda más remedio que rendirse a la evidencia: esa alma deportiva que tienen les hace ser superiores a todos.
JUAN IGNACIO EGUIARA

Sentimiento de superioridad frente a los demás que provoca un trato distante o despreciativo hacia ellos. Así se define la soberbia y es considerada por la religión católica uno de los siete pecados capitales. ¿Pero qué haces cuando eres un sedán de lujo con un comportamiento y prestaciones de los mejores deportivos? ¿Se puede ser humilde? Es complicado no ser soberbio y dejar de proclamar a los cuatro vientos que eres el mejor, sin tener en consideración a tus principales rivales. Cualquiera de estos tres modelos peca de soberbia, pero también hay que justificarla con razón, porque no hay nada igual en el mercado. Y entre ellos se pueden considerar también el mejor, porque razones tienen para serlo. Por eso la batalla ha sido cruenta en esta comparativa. No hay que olvidar que son las tres marcas que más se miran unas a otras por luchar por el liderato del mercado en el segmento premium. Ninguna de ellas mueve un dedo sin haber comprobado lo que hacen las demás. Un espionaje alemán que ha provocado en estos años que cada una de ellas haya ido superándose a sí misma. Como el duelo Messi-Ronaldo en la Liga española de futbol, que se retroalimentaban mutuamente para ver quién era el mejor. Entre Audi, BMW y Mercedes la lucha ha sido feroz y nos ha dado como fruto productos de altísimo nivel. Y el súmmum de todo ello son estas tres criaturas que hemos comparado. Ya hemos hablado de todos ellos en otras pruebas y comparativas. Del RS7 Sportback menos porque es el más nuevo. Es un derivado del RS6, pero en versión carrocería de gran sedán con aspecto coupé. El motor V8 biturbo tiene nada menos que 600 caballos, pero es el menos potente del grupo. No así el par que se defiende de sus dos contrincantes y está a medio camino entre ambos. Curiosamente el V8 del BMW, el que cuenta con más cilindrada, es el que ofrece menos par. El del V8 biturbo del Mercedes —sellado como siempre por un operario como corresponde al lema de “un hombre, un motor”—es el mayor, acercándose a la mítica cifra de los 1,000 Nm. Aunque hay que decir una cosa, por par motor nadie va a salir defraudado. Ni tampoco por potencia. Ni tampoco por la forma de entregarla.

Fácil de pilotar. Como suele suceder con los Audi, el RS7 fue el más fácil de llevar al límite en Hockenheim.

En resumidas cuentas. El M5 Competition ha sido el BMW más rápido que ha pasado por nuestras manos en circuito.

articleRead

You can read up to 3 premium stories before you subscribe to Magzter GOLD

Log in, if you are already a subscriber

GoldLogo

Get unlimited access to thousands of curated premium stories and 5,000+ magazines

READ THE ENTIRE ISSUE

Junio 2020