Formula Sennna Prueba McLaren
Automóvil Panamericano|Octubre 2018, 285
Formula Sennna Prueba McLaren

¿Qué hace un fabricante de autos deportivos que posee un equipo de F1 cuando está de ocioso? Un coche de competencia que puede registrarse para circular en vías públicas, el cual supera a otros hiperdeportivos, tal como Ayrton Senna lo hizo con sus rivales

Gerd Stegmaier, Adaptación De Rogelio Rivera
La primera conexión entre el McLaren Senna y la Fórmula 1 es el alto rendimiento, cuyo origen es el mismo. Mientras que el peso es reducido, la potencia y la carga aerodinámica negativa son altas. Los kilogramos de este hiperdeportivo para las vías públicas se reducen notoriamente por medio de un uso extensivo de los mismos materiales de la F1: fibra de carbono para el monocasco, los paneles de la carrocería y el alerón trasero. Todos estos componentes pesan apenas 60 kilogramos.

Así, el Senna es 110 kg más ligero que su modelo hermano, el 720 Super Series, en el tope de la gama McLaren. A esto hay que sumarle el altamente desarrollado V8 que ofrece 11% más de potencia (800 HP) y 4% más de par (590 libras-pie u 800 Nm). El enorme alerón trasero es activo y... ¡vaya que logra una mayor presión aerodinámica negativa! El sitio que eligió McLaren para la prueba de manejo del súper deportivo fue nada menos que el circuito donde Ayrton Senna ganó su primera competencia de F1: Estoril, Portugal, con lluvia todo el tiempo.

Las características puertas al estilo McLaren, que para abrirse se elevan por encima del techo y hacia el centro, de una manera extraña. La abertura permite fácil acceso aun con el casco puesto.

En mis plegarias silenciosas a las fuerzas superiores, pido que pueda pasar por alto que en 1985 Ayrton Senna era piloto de Lotus. También ruego que mis primeras vueltas sean con pavimento seco a bordo de este imponente monstruo que cuesta alrededor de 23 millones de pesos, y del que ya se vendió la producción completa. Cuando estoy acercándome a 11 km del circuito se asoman en el cielo unos nubarrones. El itinerario reduce la espera que se preveía que duraría dos horas en el hotel, a cinco minutos de traslado a la entrada y cuatro de estiramiento con sesión informativa de seguridad. La pista tiene 13 curvas. La que está antes de la recta principal, llamada “parabólica”, es de 180 grados y aparentemente no tiene fin; ésta se dirige hacia la línea de meta y salida. Ahí, nos dicen que el Senna será capaz de alcanzar 280 km/h antes de frenar en anticipación de la lenta curva de 110 grados. El Senna además acelera de 0 a 200 km/h 16 metros antes que el 720S. Después de retirar las indicaciones de bandera amarilla (para circular lento), tuvimos dos sesiones de seis vueltas en el circuito, primero en el 720S y después otras seis con el Senna, en ambas ocasiones con el instructor sentado en el asiento del pasajero. La expectativa es que habrá mucha diversión.

Primero el 720S, luego el Senna

Tan pronto llegamos, recibimos teoría pura para circular rápido. Guantes de piloto cubren las manos, casco para la cabeza y collarín para el cuello. El instructor se presenta: “Hola, mi nombre es Adrián” y me ayuda con las insoportables fijaciones de seguridad. En ambos coches las puertas se elevan por encima del toldo para dejar una amplia abertura, y permitirnos entrar con el casco puesto, mientras el respaldo del asiento puede deslizarse. “¿Puedes oírme?”, escucho decir a Adrián por medio de las bocinitas de mi casco. Pulgares arriba ¡y allá vamos!

Alcantara y fibra de carbono caracterizan el interior. Los prominentes botones y controles permiten un accionamiento sencillo para los dedos, aunque se lleven guantes de competencia puestos.

articleRead

You can read up to 3 premium stories before you subscribe to Magzter GOLD

Log in, if you are already a subscriber

GoldLogo

Get unlimited access to thousands of curated premium stories, newspapers and 5,000+ magazines

READ THE ENTIRE ISSUE

Octubre 2018, 285